"> "> "> " />
06/May/2016 : Villahermosa, Tabasco : 19°C   Lluvia ligera

52 años de nuestro “Telereportaje”

Por: Emmanuel Sibilla Oropesa

21/Sep/2010 | Por:


“Telereportaje” está a un día de arribar a su cumpleaños número 52; estamos por ajustar otro año de lucha, de trabajo, de constancia, de dedicación, de compromiso, de servicio, de alcanzar objetivos, de saltar obstáculos, de superar la adversidad, de mantenernos firmes en nuestras convicciones a pesar de las presiones de distintas índoles, de darle voz a todas las expresiones, de hablarles de frente; otro año de alegrías, tristezas y a veces de grandes tragedias, de informarles de lo bueno y lo malo, de acompañarles día a día, cada mañana a despertar, a desayunar, a la escuela, al trabajo, dándoles ánimo, deseándoles lo mejor, invitándoles a que le echen ganas a todo lo que se han propuesto, otro año de tener fé, de creer, de no perder la esperanza, de estar convencidos de que se puede si se quiere, de sonreírle a la vida a pesar del momento complicado por el que se pueda estar pasando, de vivir intensamente cada segundo, cada instante y ver cada día como una oportunidad de crecer, de prepararse y de darse, de construir una mejor sociedad; otro año de amar profundamente a esta tierra que nos vio nacer, que nos cobija, de disfrutar del trópico en todo su esplendor, de la exhuberancia que a pesar del hombre, continúa desbordándose; otro año de sus tradiciones, de su cultura; de permanecer vinculados, de mantener una relación con ustedes, de intercambiar puntos de vista, de compartir momentos personales, de sentirles como parte de la familia, de risas y lágrimas, de seguir estrechando lazos, de mantenernos leales a ustedes; otro año de recordar a los que ya no están y de celebrar por los que han llegado; 52 años y a la distancia está Jesús Antonio Sibilla Zurita creando un canal de comunicación para su pueblo donde todos pudieran tener cabida, preocupado porque su Estado se desarrolle y su gente crezca y muestre lo mejor de si.
Hoy a casi 52 años, “Telereportaje” se refresca, sigue transformándose, evoluciona, hace uso de las tecnologías y enfrenta el presente con ímpetu para seguirles dando lo mejor, muy agradecidos con Dios por todas su bendiciones, por todos esos momentos difíciles donde hemos podido aprender tantas cosas y por supuesto que agradecidos con ustedes por brindarnos su confianza y preferencia. Gobernantes van , gobiernos vienen y “Telereportaje” mantiene su mística de servicio.

Hoy comparto la alegría de anunciarles que por vez primera “Telereportaje” se escucha en FM, ahora pueden seguirnos también en el 104.1. He de confesarles que ha sido un deseo de muchos años que por fin vemos realizarse y aunque todavía se están haciendo pruebas y ajustes técnicos, no resistí la tentación de comunicarles la buena nueva y disfrutar juntos de este momento que para nosotros es histórico.

Dicen que no hay felicidad completa y es que, cómo me hubiera gustado que mi padre viviera este momento; confío en que donde esté se sienta contento, aunque a la vez imagino que estará triste por ver que Tabasco, en estos 52 años no ha podido despegar, desarrollarse a como lo soñó y por lo que luchó. Por el contrario, permanece inmerso en la desgracia y la pobreza, en la desigualdad y en la injusticia, en la corrupción y en la impunidad. A más de medio siglo de la creación de “Telereportaje”, Tabasco enfrenta uno de los peores momentos de su historia y su futuro es incierto; que pena, que tristeza, que lamentable, también da coraje, sin embargo, como siempre, el ánimo y la esperanza es nuestra constante y seguimos en la lucha de todos los días, haciendo lo que nos corresponde, contribuyendo con nuestro granito de arena, a pesar de las resistencias de quienes se oponen al desarrollo, tratando de construir un mejor lugar para vivir.

Rematando: A pesar de los intentos de algunos por callar a “Telereportaje”, de procurar desacreditarlo, desprestigiarlo, seguimos adelante; pobres personajes enfermos, que solo aportan veneno al aire que respiramos contaminando nuestro entorno, dejando solamente la huella de sus miserias intestinas.

URL corto: http://bit.ly/1UDm4eW