"> "> ">
18/Nov/2017 : Villahermosa, Tabasco : 22°C   Nublado

"Entre la Consternación y la Rabia"

Por: Emmanuel Sibilla Oropesa

04/May/2011 | Por:

No puedo dejar de sentir consternación, rabia, impotencia y dolor tras el artero asesinato del Dr. Rubén Padrón Magaña.  Hoy, de nuevo, una familia tabasqueña está de luto, viviendo momentos terribles, luego que unos delincuentes le arrebataron la vida a uno de sus integrantes; la pérdida no fue solo para la familia, perdió también la sociedad, al final perdemos todos incluidos los asesinos.

Tuve la fortuna de conocer a Rubén y tratarlo, era un profesional, siempre positivo, siempre inquieto siempre entusiasta, buscando ayudar; dio testimonio sirviendo a los demás, fue un buen ciudadano; en su paso por la Delegación de la Cruz Roja lo recuerdo dedicado, propositivo, preocupado y ocupado trabajando por evitar que sucedieran las desgracias que a diario se atienden en la Benemérita Institución.

Me niego a vivir en un Estado donde se ha perdido la paz, donde los delincuentes hacen de las suyas impunemente porque saben que quienes deberían combatirlos transitan solamente en el discurso ya que sus intereses son otros; cuando no es un secuestro es un robo, sino, un asalto, una balacera, una violación o un homicidio, por eso hoy de nueva cuenta levanto la voz: ¡que más pruebas, con este hecho, de la descomposición social en la que nos encontramos! queda de manifiesto la pérdida de valores, hemos fallado como sociedad, hoy con la inseguridad que padecemos se exhibe la pobreza no solo material de los que aquí habitamos.

Un pueblo sin oportunidades, sin esperanzas, sin valores, no es de extrañar que permanezca extraviado sufriendo las consecuencias de sus propias miserias; ¿cuántos crímenes más?; ¿quién será la próxima víctima?;  no puedo evitar cuestionar ¿porqué le pasó a Rubén, una persona buena que trabajó hasta el último momento por su Estado y aportó lo mejor de sí a la sociedad, habiendo tanto gusano por todos lados? Y no es que les desee mal a esos sujetos que solo destruyen y pretenden satisfacer sus ansias de poder, sus bajas pasiones, que en vez de aportar y trabajar por el bien común conspiran todo el tiempo y no tienen llenadera; me duele que gente de bien esté inmersa en la tragedia como consecuencia de la sociedad que entre todos hemos construido; ¿hasta cuando el ciudadano reaccionará?, ¿hasta cuando se comprometerá y actuará? Gracias Rubén por todo lo que hiciste por Tabasco y por su gente, para ti y tu familia mis oraciones y solidaridad.
Hasta siempre amigo.
 

URL corto: http://bit.ly/1Pjrb3A