"> "> ">
23/Nov/2017 : Villahermosa, Tabasco : 26°C   Nublado

"Te confieso, pueblo"

Por: Emmanuel Sibilla Oropesa

04/Nov/2011 | Por:

Mira el video del Apunte de Emmanuel Sibilla Oropesa

Te confieso, pueblo,que a veces no entiendo nada, ¿porqué actúas así?, ¿porqué permites que aquellos que te dicen que eres importante y que te prometen tantas cosas cuando buscan el poder pasen por encima de ti y de quienes más quieres?; ¿en qué te has convertido, pueblo, que eres capaz de perder la dignidad por una despensa?, que te prestas a ser parte de la farsa con tal de lograrla, ¿no te das cuenta, pueblo, de lo que está ocurriendo en realidad, no te queda claro que tú, pueblo, eres el culpable principal de tu propia desgracia?, te engañan y te faltan al respeto y tú lo permites, no sólo eso, les agradeces que lo hagan, por eso no paran, por eso no se detienen porque en realidad no vales nada para quienes te dicen que por ti darían la vida, porque tu mismo, pueblo, te estás degradando, te conviertes en cómplice del juego perverso sin comprender que el único que pierde eres tú, porque los otros sí ganan, vaya que lo hacen; cómo me duele pueblo verte así tan complaciente, tan permisivo, tan ligero, tan distraído, tan falto de dignidad, cómo me afecta ver que te arrastres por migajas que no mereces y a ti parece no importarte.

 
No tienen empacho en mentirte una y otra vez, con el cinismo que los caracteriza se aprovechan de ti, te niegan la posibilidad de un futuro próspero, de un presente digno, de una verdadera transformación y tú, pueblo, simplemente lo aceptas sin pronunciar siquiera palabra, te usan y tú respondes aplaudiéndoles, te pisotean y tú, pueblo, les cantas himnos de alabanzas que sólo engrosan esa necesidad que algunos tienen para sentirse inmaculados, esa lisonja que requieren para poder respirar, esa dosis de adulación necesaria que les hace palpitar el corazón, y tú, pueblo, mientras tanto le pides auxilio a los que se comprometieron contigo de velar por tu bienestar y estos te dan lo que quieren a como quieren quedándose por supuesto con la mejor parte y sabes, pueblo, que lo seguirán haciendo porque tú así lo has decidido, porque con tus posturas les das el aval para que sea de esa manera, te confieso, pueblo, que aún no me queda claro si eres conciente de ello.
 
Sí pueblo, te hablo a ti, pero a veces siento que mi voz no la escuchas o no quieres oírla, te hablo entristecido al verte en lo que te han convertido, has aceptado ese andrajoso ropaje que llevas puesto hoy que no te corresponde, quiero tocar tu alma, tu esencia, apelo a tu conciencia, trato de entenderte y te confieso, pueblo, por más que me esfuerzo no lo consigo, me invade la impotencia y al mismo tiempo no me resigno a que permanezcas indiferente, conformándote con miserias cuando tu historia podría ser distinta, de grandeza.
 
Ellos, los que anteponen sus intereses mezquinos, no pararán, lo tienen claro, saben qué hacer y decir, cómo deben actuar, sus prioridades son otras y los hechos nos indican que no eres tú, pueblo, por eso seguimos viviendo situaciones inauditas, por eso son capaces de todo, por eso tantas injusticias e impunidad, por eso reina la anarquía, por eso no resulta raro que las cosas no estén bien, que nos encontremos en crisis, que no haya progreso ni desarrollo, que no avancemos, que sigamos sumidos en el fango, que cada día nos cueste más vivir y respirar, por eso no sorprende que los “iluminados” estén concentrados en pelear despensas que en evitar con acciones y soluciones definitivas que estas se tengan que repartir, ellos no dudan en seguir engañándote, prometiendo lo que no son capaces de cumplir.
 
Te confieso, pueblo, que como tabasqueño que ama este pedazo de patria me siento avergonzado de lo que nos ocurre, me lastima que tengamos mala fama en otros lugares, que la gente se burle o nos trate de manera despectiva, ¿te das cuenta de lo que estás haciendo, pueblo, para que esa sea la percepción que se tiene de nosotros fuera?
 
Ellos, los que te necesitan para lograr sus deseos de poder, siempre estarán ahí, acechando, sintiendo que son dueños no solo de lo material sino de las conciencias y las voluntades, que todo puede comprarse, en otras palabras, de tu propia vida, ellos, los que te necesitan para lograr sus propósitos económicos estarán ahí, creyendo ser súper héroes incapaces de equivocarse cuando sólo son simples mortales que cuando tienen poder nos han mostrado lo peor de su condición humana.
 
Pueblo, sí, tú, ¿hasta dónde quieres llegar?, ¿será que algún día reaccionarás?, ¿qué estás haciendo por ti?, ¿habremos tocado fondo o todavía nos falta caer más? Y si así fuera ¿cuánto más?. Te confieso, pueblo, que aún no tengo claro si esta es la historia que quieres escribir hoy y que se cuente mañana, cuando haya sido demasiado tarde, cuando te reproches el no haber hecho tu parte, cuando la luz y la esperanza se hayan extinguido.

URL corto: http://bit.ly/1T37gVK