"> "> ">
20/Nov/2017 : Villahermosa, Tabasco : 19°C   Calina

Contradicciones e Incumplimientos

Por: Jesús Sibilla Oropesa

23/Nov/2011 | Por:

Mira el apunte de Jesús Sibilla

Si algo cuesta trabajo a la gente es superar el impacto de una promesa no cumplida o de una contradicción con consecuencias graves, sobre todo cuando ésta afecta el bolsillo de las personas.
Cada seis años el pueblo tiene la esperanza de que con un nuevo gobierno cambien las cosas.
Pero, ¿qué significa que cambien las cosas?
Para algunos, que se vayan los deshonestos y con ello se acabe la corrupción.
Para otros, la oportunidad de nuevos proyectos y obras para desarrollar al Estado.
Unos ven la ocasión de servir con amor a su Estado, (éstos, por lo regular son los menos).
Hay quienes buscan la OPORTUNIDAD de salir de pobres ó quienes buscan la riqueza fácil, rápida, deshonesta y desmedida.
Muchos el negocio fácil y rápido mediante el tráfico de influencias.
Otros buscan el progreso de su comunidad.
Hay quienes solo quieren trabajo y paz.
Unos quieren derecho de picaporte o simplemente decir que son amigos del gobernante en turno, presumir de ello y que los invite a sus eventos.
También los hay que quieren a los que salen… pero en la cárcel.
Los que se van raramente son extrañados por el pueblo, más bien no quieren que regresen, a menos que los que lleguen sean peores que los que se fueron.
El que llega por lo regular pinta su raya con el que se va, y lanza frases como: “esos no estarán en mi equipo”, ó los “nunca más”, ó “todo cambiará”.
¡Y caramba!, como desencanta cuando la gente se da cuenta que es más de lo mismo ó tal vez peor de lo mismo.
Y de los humildes prometedores de campaña cada vez se ve menos, (me refiero al cumplimiento de sus promesas), porque el cambio de actitud, vestido de prepotencia, presunción e influyentismo, está a la vista de todos.
Al tabasqueño le duele y mucho cuando no le cumplen, porque las promesas son esperanzas, son nuevas oportunidades, posibilidad de estabilidad económica y social, ilusiones que se hacen pedazos cuando no se realizan, porvenir familiar que se convierte en frustración.
Todo se derrumba cuando las expectativas que se crean en torno del candidato favorito son grandes, entonces se rompen las ilusiones, se destrozan los sueños y se pierde la esperanza.
El amor se convierte en odio, el apoyo en crítica, la defensa en ataque, el idealizado se puede ver tal como es y la radiografía lo muestra famélico de ideales, ambicioso a ultranza, falto de habilidad hasta para lo elemental, contradictorio sin medida, prepotente en sus acciones, inepto o cómplice de los que se dicen sus amigos, torpe hasta para expresarse; cree que con un abrazo, una caricia o una migaja que regale del dinero de nuestros impuestos, lo arregla todo; ¡pobre!. Era Dios y ahora el Can Cerbero le espera para la travesía mortal, directo al infierno del desprecio y la rendición de cuentas.
Pero todo cae en el espectador, en el elector (de ocasión), en el lambiscón, en el porrista, en el zalamero, en el esperanzado “Juan pueblo”, como una olla de agua caliente en pleno Abril, y ésto provoca no sólo dolor sino además enojo, gritos, protestas, reclamos, rechazo, manifestaciones y puede ser mucho más.
No me explico que pretenden, no entiendo que piensan, me cuesta trabajo saber qué intentan. ¿Pensarán quedarse a vivir en Tabasco cuando terminen su gestión?
¿No se han dado cuenta cómo desprecia el pueblo a los que no les sirven bien o más bien a los que se sirven de ellos?
Pero claro, ¡qué importa!, ese es mi problema, el problema de Chuy Sibilla, pensar y cuestionarme; el del gobierno y los gobernados será actuar en consecuencia; sin embargo, creo que tengo un problema mayor y éste es de mínimo coeficiente intelectual que me impide ser normal y no comprender, tal vez si me convierto en contradictorio y poco cumplidor, lo podría captar.
Lo que pasa es que como soy de esos a los que llaman enemigos de Tabasco, seguro que ya estoy estigmatizado, lo que me convierte en traidor al Estado. ¡Claro!, ya lo empiezo a entender, y es que nunca he trabajado en gobierno, nunca he pedido nada que no sea correcto y legal, nos hemos cansado de exigir transparencia, hemos abierto los micrófonos para que quien lo necesite pueda ser escuchado, hemos exigido que se nos hagan cuentas de cómo se gasta nuestro dinero, que nos expliquen en que han invertido los recursos con los que nos han endeudado; hemos exigido justicia, denunciado la corrupción de los que presumen que si aman a Tabasco. ¡Claro que somos los enemigos de Tabasco! Sí somos incómodos, si cuestionamos, investigamos, revelamos, descubrimos y desnudamos a los disque amantes de este hermoso Estado.
En fin, que lo más probable es que cuando ellos ya se tengan que ir nosotros sigamos aquí, y tal vez con más probabilidades de llegar al fondo del asunto y así, los que hoy se marearon y se emborracharon con el poder, tal vez mañana empiecen a entender algunos asuntos que tienen que ver con la realidad tabasqueña. Cuando extrañen el poder, no así el dinero que se llevarán en forma desmedida, entonces y sólo entonces, tal vez incluso sentirán lo que es ser perseguidos como ellos persiguieron, atacados como ellos atacaron, insultados como ellos insultaron, etc., etc.
Me da risa que quienes hoy los halagan, dinero de por medio o no, serán quienes mañana los ejecuten porque es ineludible la frase milenaria “ha muerto el rey, que viva el rey”, aunque éste sea igual. Y entonces si, una vez más a proteger al poderoso aunque todos sigamos sufriendo.
Al tiempo…..
Y éste está muy cerca de cumplirse.

URL corto: http://bit.ly/1UDybZf

Radio en vivo

Fuera del Aire
12:00 am a 4:59 am