"> "> ">
19/Jul/2018 : Villahermosa, Tabasco : 24°C   Nublado

El Cáncer Infantil

21/Abr/2018 | Por: Raúl Torres Fócil


“El cáncer se puede llevar todas mis habilidades físicas. Pero no puede tocar
mi mente, mi corazón y mi alma”
Jim Valvano

¡Solo un milagro puede salvarlo!

Hace más de 2 años, a Yocsan, un niño de 7 años, le diagnosticaron tumor cerebral, este menor vive en la ranchería Plátano y Cacao del municipio de Centro en Tabasco; al ser diagnosticado, le dieron 5 meses de vida.

Los médicos le dijeron a los padres: “Llévenselo, ya no hay nada que hacer”, han pasado más de 800 días de este diagnóstico y sus padres siguen esperando un milagro para Yocsan.

Hace aproximadamente 3 años personalmente entramos en un mundo desconocido y lleno de niños que junto con sus familiares creíamos que el cáncer infantil era sólo niños peloncitos y no es así, son años de tratamiento y es una enfermedad que desestabiliza a toda la familia.

El problema son los audífonos

Rosita, de 14 años, le dijo a su madre que no oía bien, a lo que ella contestó: “Ya ves, es que siempre andas con audífonos escuchando música”, pasó el tiempo y los problemas del oído derecho se iban convirtiendo en dolores musculares del rostro, después de un par de meses fueron con el médico del centro de salud y al no haber ninguna mejoría, optaron con mucho sacrificio acudir ante un médico particular.

A Rosita le comenzaron intensos dolores de cabeza y después de muchos estudios le detectaron un tumor en el cuello y es aquí cuando inicia su calvario al no contar con dinero para tratamiento y una operación.

Madre e hija tienen cáncer

Un caso difícil fue cuando a Margarita, de 13 años, le diagnosticaron leucemia (cáncer en la sangre), ese mismo mes a su madre le dijeron que tenía problemas de cáncer de mama, sin embargo, les platico y aunque cueste creerlo, de aquella situación tan difícil salió algo positivo, ya que cuando acudieron a recibir tratamientos y quimioterapias sus lazos afectivos se incrementaron mucho más.

El cáncer infantil en Tabasco

Consultando estadísticas, en España se diagnostican anualmente un total de 900 casos de cáncer en menores de 15 años; en Tabasco actualmente hay más de 400 niños bajo tratamiento en hospitales de gobierno, sin contar a quienes tienen este mal y teniendo los medios económicos, optan por llevar a sus hijos a la Ciudad de México o al extranjero.

El cáncer infantil es una enfermedad que causa en los padres un quebranto económico y por otro lado, siempre tiene que haber junto al paciente una persona, así que los padres deben abandonar su trabajo y así pedir su baja laboral. Aunado a esto los tratamientos son muy lejos de casa, por lo que los costos son difíciles de soportar por pasajes y alimentación.

Datos oficiales revelan que en México del 2010 al 2015 han muerto por cáncer infantil aproximadamente 13,710 niños entre los 0 y 17 años de edad; dicho informe también señala que la leucemia es la enfermedad más común en niños y es la responsable de 50% de las muertes.

Siempre decir la verdad


Su primera pregunta fue: “¿Me voy a morir?” Pero el doctor y sus padres lo tranquilizaron, diciéndole que había tratamientos; el entonces sonrió, empezó a jugar y nunca más preguntó.

¿Las emociones ayudan?

Al igual que Patch Adams cuya historia llegó al cine en una cinta protagonizada por Robin Williams en 1998, la risa es una buena técnica para liberar las tensiones del cuerpo y cargarlo de energía y actitudes positivas.

La explicación científica radica en que según expertos la risa y las emociones positivas reducen el nivel de hormonas del estrés y aumentan las hormonas que fomentan la salud.

La quimioterapia es un veneno directo a la sangre del niño, que barre con las defensas y con todo lo que encuentra en el torrente sanguíneo y en algunos casos mata antes que el cáncer. Los profesionales piensan que algunos de los factores que ayudan enormemente a contrarrestar los efectos negativos en un niño con cáncer, pueden ser: la risa, los colores, los juegos y todo su ambiente, incluyendo el hospital y su hogar.

¿Qué pasa en Tabasco?


La realidad en Tabasco es que el actual edificio de oncología fue donado y entregado al gobierno del estado, por el CRIT (Centro de Rehabilitación Infantil Teletón) hace más de 10 años y desde ese tiempo no se ha tenido lo elemental para su mantenimiento: los mismos muebles pero ahora deteriorados por el paso del tiempo, sanitarios que no funcionan, sábanas que ya dieron todo y permanecen descoloridas y con huecos, faltantes de estudios que según no los cubre el Seguro Popular, y falta de medicamentos.

En tanto, el Hospital del Niño de alta especialidad regional “Dr. Rodolfo Nieto Padrón” huele mal, hay telarañas y polvo en las habitaciones, se carece de diversos medicamentos; así como el nulo estímulo para enfermeras, trabajadoras sociales y médicos. Aunado a un edificio sombrío y fachada que asemeja la de un reclusorio. ¿Podrá servir este nosocomio para ayudar con las terapias emocionales de los menores que acuden ahí?

Raúl Torres Fócil

URL corto: http://bit.ly/2K22pX4