"> "> ">
18/Nov/2017 : Villahermosa, Tabasco : 22°C   Nublado

Y AHORA ¿QUÉ HACEMOS?

Por: Jesús Sibilla Oropesa

03/Abr/2013 | Por:

Mira el apunte de Jesús Sibilla Aquí:

Después de seis terribles años de mentiras y saqueos, de simulación y falso populismo, de apariencias y latrocinio, en el que nuestros gobernantes no pudieron ni quisieron superar el tema de las inundaciones y en cambio aprovecharon como pretexto para justificar el no solo no avanzar sino inclusive el retroceso de nuestro crecimiento como estado y en el que muchos ciudadanos, medios de comunicación y empresas privadas y hasta partidos políticos se hicieron cómplices en mayor o menor grado con quienes nos llevaron hasta donde hoy permanecemos, estamos pasando a otro sexenio de más sufrimiento.

La pesadilla no ha terminado.

Simpático es que los que ayer se quejaban de que no caminábamos, hoy no se les vea el andar y de que quienes defendían a los autores del atraco, hoy exijan a quienes tienen el nuevo compromiso gubernamental de sacar adelante al estado.

Tabasco siempre ha sido un estado que se ha caracterizado por enfrentarse a los inconvenientes e imponderables: el clima, la corrupción, la poca atención de las autoridades federales, la contaminación, etc. Sus hombres y mujeres actuábamos con integridad, estoicismo y compromiso, con dignidad y el orgullo de ser tabasqueños, siempre hicimos producir la tierra y aunque el pueblo no era rico en recursos económicos, era trabajador, emprendedor, optimista, dicharachero, jocoso, ocurrente y alegre.

De pronto algo pasó y mucha gente que vino de fuera empezó a ofrecernos valores distintos al del tabasqueño; algunos buenos otros degradantes. Gobernadores, a partir de Chavo Neme haciéndose más patente con Madrazo, se dispusieron a regalar lo que no era de ellos en aras de granjearse el favor y el voto del pueblo tabasqueño y de alguna manera gran parte de nuestra población principió a perder la vergüenza y no solo a aceptar lo que le ofrecían sino que, además, en un acto de cinismo, comenzó a pedir a quienes los visitaban en sus comunidades; las campañas políticas se desvirtuaron e inició una competencia de a ver quien da más y las propuestas de gobierno pasaron a un segundo y hasta un tercer lugar, ganaban unos y perdían el poder otros pero realmente perdíamos todos porque ya no ganaba la mejor propuesta, sino el que más daba, el que más cosas repartía en el momento y entonces lo que hemos tenido desde entonces es una lucha por el poder a base de dinero que da oportunidad de un recurso mediático y efímero y poca posibilidad de desarrollo real, te dan en campaña aunque luego te pases un sexenio reclamando, que importa, al fin que a nadie le importas, nadie te escucha.

Hoy la desesperación se ha apoderado de unos y otros, no hay trabajo, no hay dinero, las instituciones de gobierno están quebradas, el sistema de salud no arranca, la obra pública tiene un inicio muy lento, los políticos y servidores públicos mercaderes del poder y del dinero de alguna manera se han incrustado en el actual régimen, el crimen organizado sigue haciendo de las suyas, los maestros están más preocupados por sus prebendas y luchas de poder que por elevar la calidad educativa en nuestra población y el PUEBLO, esto es, TÚ QUE ME ESCUCHAS, ¡NO RESPONDE!.

¿Por qué no nos damos cuenta que no es siendo como ellos, como los que roban, mienten, simulan, dan discursos preñados de valores que no practican, que se van a resolver las cosas?

Si es importante levantar la voz, denunciar, exigir, pero no calumniar, simular, lloriquear, y pedir cosas que no merezco. Véanlo, la mentira reina, en muy pocas personas confiamos, a muy pocas creemos, de todo y de todos dudamos, porque nos hemos convertidos en cínicos y así no se puede avanzar.

Que el gobierno y los diferentes partidos han hecho un pacto, que bueno que se están poniendo de acuerdo, ¡felicidades! ¿que lo van a lograr?… Ojalá.

Pero y tu, y yo, YA BASTA, y este es un ya basta al ciudadano de a pié, al que no está en el aparato de gobierno, al que quiere pero no HACE y fíjense que no dije no puede, digo NO HACE.

Te pregunto a ti que estás escuchando, ¿tienes palabra?, ¿cumples lo que prometes?, ¿haces lo que tienes que hacer aunque no te estén observando?, ¿mientes para ocultar tu flojera?, ¿si chocas a un carro parado y sin que alguien te vea le dejas una nota haciéndote cargo o escapas a toda velocidad?, ¿haces lo que le prohíbes hacer a tus hijos?, ¿eres leal y fiel a tu conyugue y amigos?, ¿tiras la basura en su lugar?, ¿contaminas el medio ambiente?, ¿desperdicias el agua?, ¿compras cosas robadas o, piratas ó de dudosa procedencia?, ¿trabajas el tiempo que debes de hacerlo o te haces el tonto?, ¿buscas cualquier pretexto para faltar a tus labores?

Porque si somos así, somos igual o peor que ellos y no tenemos derecho a decirles mira la paja en tu ojo, si tu o yo no vemos la viga que tenemos enfrente y no nos deja ver en que nos hemos convertido.

Tabasco así no podrá salir del marasmo retrógrada en el que se encuentra. Ellos, por los que votamos, tienen que hacer lo suyo, pero nosotros no podemos quedarnos dormidos en nuestros laureles, debemos y tenemos que ser los mejores ciudadanos, por nuestros hijos, por nuestra familia, por nosotros mismos, por nuestra patria Recuerden que nadie va a venir a hacer lo que a cada uno de nosotros le toca y que lo que mejor le podemos dejar de herencia a nuestra nación son unos hijos educados en los valores, el trabajo y el ejemplo. Lo demás solo son palabras.

URL corto: http://bit.ly/1Yx4utf