"> "> ">
24/Nov/2017 : Villahermosa, Tabasco : 18°C   Nublado

55 Aniversario de Telereportaje

Por: Jesús Sibilla Oropesa

23/Sep/2013 | Por:

“Mi vida ha sido una eterna tempestad” esta es una frase de mi padre, de la que yo fui testigo constante, lo vi, lo sentí, lo viví, lo fue.


Hoy quiero iniciar con esta frase-afirmación del creador de este programa porque esto no es privativo de quien lo inició.


Si hacemos un recuento, desde que él se fue, Telereportaje y quienes lo hemos continuado, hemos  seguido inmiscuidos en un continuo tsunami, gran tempestad.


Telereportaje es verdad y duda,  es polémica y debate,  discusión y disputa, en fin, es pulso de un programa que vive y palpita; a unos gusta y a otros disgusta, que unos aplauden cuando son palo y cuestionan cuando se convierten en piñata, que unos quieren y otros aborrecen, que unos necesitan y otros ni siquiera entienden porque la gente lo escucha.


Telereportaje nació en medio de un ciclón llamada Carlos Madrazo, ya que este mandó a decir a Sibilla Zurita que se fuera del estado y este contestó con determinación en el trabajo, con objetividad en la información, con crítica y denuncia de pueblo, y entonces el ciclón del sureste tuvo que voltear los ojos hacia la palabra reconciliación y empezó a ocupar los micrófonos del periódico del aire para avisar de sus giras de trabajo, de las obra que iba a inaugurar, o de las campañas de salud o llamadas de emergencia por los nortes; terminaron amigos.


El programa lo dirigió JASZ durante 30 años en los que la tempestad fue constante, sin embargo cada vez que los fuertes vientos se abatían en contra del programa, este salía más fortalecido y más escuchado, entre más leña le ponían al fuego, el caldo salía mejor, la crítica siempre ha ayudado a corregir y cuando estas son infundadas, el programa se vigoriza, el radioescucha no es tonto y se da cuenta cuando el ataque lleva mala intención y poca dosis de verdad.


Nos han puesto muchos títulos, nos han colgado muchos istas de acuerdo a como les convengan a sus intereses a los enemigos de que las cosas se digan de frente y en voz alta.


Así, nos han llamado, perredistas, priistas, panistas, gobiernistas, vendidos, los mejores, pero también, los peores comunicadores, acartonados, faltos de objetividad, tendenciosos, prepotentes, facciosos, y no se que tanto más.


Mi padre decía que esto no es más que el efecto de un programa que hace y forma opinión, que penetra, que influye, que se convierte de alguna manera en voz de pueblo con lenguaje de pueblo.


Hoy sumamos 55 años de transmisiones ininterrumpidas, creo que es un record mundial, creo que es un marca importante, sin embargo nada de eso es lo verdaderamente importante, lo que realmente importa, es como decía madre Teresa: a cuantas personas pudiste servir con tu trabajo, yo agregaría con cuanto cariño y pasión lo hiciste. A cuantas personas le diste trabajo y los trataste con justicia. A cuantas personas permitiste expresar con libertad lo que piensa. A cuantas personas permitiste denunciar los atropellos de los que fueron víctimas. Y al final, esto es lo que llena, satisface, anima a seguir adelante, compromete más y obliga a no desmayar en esta tarea de informar, pero también de desenmascarar, de comunicar, de servir y sobre todo creo que ha sido una forma de derribar muros de indiferencia, de soberbia, de prepotencia y de mentiras.


Por ello, hoy llegamos a estos 55 años con ánimo y alegría, fuerza y entusiasmo, fe y esperanza y sobre todo, comprometidos, con muchas ganas de ayudar a que la historia cada día sea diferente y mejor, positiva y rica en buenos frutos.


Sabemos que los molinos de viento seguirán amenazadores batiéndose con sus grandes aspas, pero también enfrente encontrarán el escudo de la honradez, la lanza de la verdad y la espada de la objetividad.


Que vengan más tempestades porque no me cabe la menor duda que cada una de ellas ha venido a ser maestra y a fortalecer el criterio, el trabajo  y la credibilidad del periódico del aire.


A quienes nos quieren y nos procuran, muchas gracias por estar con nosotros y a quienes no nos quieren y nos critican, gracias por escucharnos y por ayudarnos con sus detracciones a superarnos.


Al equipo, le quiero decir que estamos muy orgullosos del trabajo que todos los días desarrolla, son grandes talentos que se conjuntan para que ustedes que nos escuchan todos los días estén bien informados, su trabajo es invaluable, gracias por su servicio.


Y por supuesto gracias a Dios que es quien nos sostiene, conduce y bendice para seguir sirviendo e informando y claro la familia, nuestros hermanos, nuestros cónyuges, nuestros hijos, gracias por su apoyo y comprensión.


Nosotros seguiremos informando sin pausa y con sentido humano, hasta que la salud, la vida y Dios nos lo permita.

URL corto: http://bit.ly/1mq7o7n