"> "> ">
19/Nov/2017 : Villahermosa, Tabasco : 21°C   Despejado

Carta a Arturo Núñez

Por: Jesús Sibilla Oropesa

27/May/2014 | Por:


Hola Arturo:

Fíjate que cuando ganaste la oportunidad de gobernar nuestro estado, me dio gusto ya que te considero un político muy preparado, inteligente, culto, honesto y con vasta experiencia en la política nacional y local y en la administración pública, de la misma manera que tu participación legislativa fue brillante y objeto de reconocimiento de tus compañeros de cámara de todas las bancadas.

Cuando he platicado contigo, me he dado cuenta del conocimiento que tienes de los problemas del país y del estado y me decía que seguramente podrías solucionarlos con tu sentido práctico de las cosas y el bagaje y experiencia vividos a más de tus magníficas relaciones con muchos políticos importantes de todos los partidos.

Comentamos del estado caótico en que ibas a recibir el gobierno, de la poca posibilidad de maniobra para hacer algo más que cumplir con el primer año de gestión.

Estabas consciente que la relación para con la prensa que proponías iba a restar oportunidad de difundir la obra, poca o mucha, que lograras y que los ataques de tus adversarios políticos se multiplicarían.

Una pregunta sí me hice muchas veces, y esta fue en relación a quienes serían tus colaboradores; me preocupaba que entraran a compartir tu responsabilidad gente poco capaz, o con no buena fama pública (comprobada) o que tus compromisos políticos para llegar al poder te forzaran a invitar a gente que lo único que anhela es proseguir su carrera política y que está pensando en el siguiente cargo que desea y que para lograrlo, aprovecha el que actualmente ostenta como trampolín, incluso tomando dinero del mismo y no desempeñando de forma óptima el actual por cuidar la pista de aterrizaje del próximo salto a dar.

Después de casi año y medio de gobierno, reitero lo dicho en párrafos anteriores, y esto es lo que pienso que te ha llevado a capotear la situación, a traer recursos federales para aguantar y lograr lo hasta hoy alcanzado.

Sin embargo lo hecho hasta ahora ha dejado satisfecho a muy pocos, aun conscientes del gran asalto, del gran golpe, y saqueo que en el sexenio pasado dejó a este Gobierno casi en la inanición y que atentó contra muchas vidas sobre todo en lo que se refiere al sector salud.

Y es que ¿sabes Arturo? Las expectativas que creaste como candidato fueron muy altas, tu frase de campaña es muy buena, pero se ha convertido en un bumerang con efectos mayores que los logrados en campaña, si no se cumple la palabra empeñada.

Estoy consciente de que es el inicio, pero la gente está harta y quiere el cambio verdadero ¡ya!

Si había quebranto, si no había posibilidad de maniobra por lo presupuestado o quien sabe cuantas cosas más, a la gente poco le interesa si no ve un verdadero cambio en el servicio, la actitud y por ende en la atención pública, en la forma de hacer política y de servir de tu gabinete, porque aunque no hubiera dinero por lo menos se espera que exista un cambio verdadero en el trato a los gobernados de parte de los funcionarios y burócratas en general que forman tu gobierno; la percepción además es de que algunos funcionarios están haciendo negocio con y desde su secretaría, que están pidiendo porcentaje por venta. Y tampoco a estos se les acusa de tontos.

Los medios de comunicación han señalado a funcionarios y posiciones de gobierno que andan fallando o por falta de capacidad, o porque los maneja otro funcionario que dicen es el que tiene toda tu confianza, o porque la honestidad no es lo suyo.

Recuerdo que un día me hablaste de lo cuidadoso que has sido con tu actividad pública, porque tu querías escribir una buena biografía con tu vida de trabajo honesto e inteligente; sin embargo y a reserva de que faltan cuatro y medio años y se pueden recomponer muchas cosas, creo debes de poner atención en la percepción de tu pueblo, y no te digo que le hagas caso a cada uno que te diga algo porque terminarías loco, pero sí que te eches un clavado y revises gabinete, resultados reales, molestias que hayan podido causarse en tal o cual secretaría. Ruido innecesario que están haciendo, incapacidad para realizar eficientemente su trabajo, falta de carácter, falta de compromiso, falta de honestidad, distracción política que no los deja desempeñar su encargo actual.

Y sobre todas las cosas: Sé que tu puedes revisar y llegar al fondo para saber quién en realidad está efectuando prácticas deshonestas, de prepotencia, influyentista o chambista y que lo esté haciendo a tu nombre.

Arturo, el dinero se nota, a menos que sea muy zorro (mañoso pues) el funcionario, la deshonestidad lacera, la prepotencia se padece, la incapacidad se sufre, el chambismo da trabajo a incapaces y también se sufre su mal servicio.

¿Crees realmente que con los cambios y enroques hechos hasta el momento, ahora todo funciona bien?¿crees que ahora sí están solo los mejores a tu lado?, ¿crees realmente en la honestidad de los que hoy te acompañan? Recuerda que si lo has detectado y no actúas en consecuencia te conviertes no solo en mal gobernante sino aun más, ¡en cómplice!

Arturo, creo que esta es la parte de tu biografía que tienes que escribir mejor con tus actos, y con más cuidado, de la manera más impecable, de la forma más delicada ya que estás gobernando a un pueblo cansado, harto de que lo engañen, decepcionado de lo que dicen en campaña y hacen cuando están en el poder, y que te va a juzgar muy severamente por lo que tu hagas y por lo que tus funcionarios también hagan o dejen de hacer, es que ellos son tu responsabilidad y si algunos están fallando, tu también estás fallando.

Recuerda Arturo con cuanto cariño y simpatía recibió este pueblo a Andrés Granier, y qué piensan hoy en su mayoría los tabasqueños de él y de los funcionarios que lo acompañaron en su gobierno.

Ni tu, ni tus funcionarios están exentos de ello, ni del juicio de la historia al que tanto apelaba el ex gobernador Granier.

Arturo, algunas de estas reflexiones ya te las había compartido en corto, hoy lo hago en público, no con el ánimo de que hagas lo que digo, sino de que tu reflexión en este segundo año de gobierno tenga algunos elementos más y puedas tomar decisiones asertivas y que te permitan cumplir lo prometido y lograr así que este tu gobierno sea de real y verdadero cambio.

Ya estamos en el segundo año de 6, si no apuran el paso, el tiempo se les va a escurrir como agua entre las manos y quedarás mucho a deber, conozco a muchos que están esperando en este año ver resultados tangibles conscientes del pasado heredado, pero urgidos de que ya se sienta lo prometido por tu gobierno sin importar lo que pase y pensando que si querían estar ahí, es porque lo sabían hacer, porque eran capaces, “si no”, dicen muchas personas, y yo también, “que se vayan”.

Yo no se si quienes están en los cargos de gobierno, por lo menos los importantes (secretarios y subsecretarios), se han dado cuenta en dónde están y de la oportunidad histórica que les has dado y por tanto tienen en sus manos, no se si ya se dieron cuenta que más importante que hacer dinero y negocios al amparo del cargo o de hacer política por hacerla simplemente, está el gran chance de la satisfacción del deber cumplido, de acordarnos de ellos positivamente, de hacerlo con admiración y respeto, de recordarlos e incluso quererlos de nuevo en el servicio público, de heredarles a sus hijos su prestigio, su nombre, su honorabilidad, la posibilidad de ser ellos también queridos y no solo dejarles dinero manchado y negocios sucios.

¿Se darán cuenta de que es la oportunidad de ponerse a mano con la patria tan amada y tan maltratada al mismo tiempo?

Hasta hoy el cambio verdadero se ha notado muy poco y ese es tu slogan de campaña y de gobierno.

Por ello, que no pierdan el tiempo, que no pierdan la brújula; y tú Gobernador, actúa pronto, y sin que te importe nada más que responder a la confianza que este pueblo te ha dado en las urnas y que hoy te reclaman.

Hoy por hoy no puede haber nada más importante en tu vida que cumplirle a este pueblo que te eligió su Gobernador cargo por el que luchaste también toda tu vida.

Ya estás ahí, no desperdicies esta histórica oportunidad.
La mejor manera de disfrutar de la gubernatura es viviendo la alegría de servir a los tuyos.

Por ti mismo, por tu familia, por tu pueblo que estamos expectantes debe de hacerlo.

Ánimo que si se puede pero tienes que decidirte a hacerlo, esperamos la reacción.

URL corto: http://bit.ly/1QtKAA3