"> "> ">
24/Nov/2017 : Villahermosa, Tabasco : 18°C   Nublado

¿Hasta cuándo Tabasco?

Emmanuel Sibilla Oropesa

27/Jun/2010 | Por:

Muchos son los señalamientos, las quejas, las preocupaciones que se externan en todos los rincones de la Entidad por la situación en la que se encuentra Tabasco; han bastado poco mas de 3 años para que terminara el romance; el descontento es evidente, los calificativos sobran, las manifestaciones de inconformidad fluyen constantemente, los hechos alimentan el desencanto y el desánimo se hace presente por los resultados obtenidos, prevalece el temor; ¿nos alcanzó el destino?

Lo que debió ser la hora de Tabasco cuando presumíamos “del mejor lugar para vivir”, se convirtió en un karma que nos atrapó como si estuviéramos envueltos en una maldición sin poder romper el hechizo; se desencadenaron acontecimientos que nos mantienen el alma en vilo; de pronto se nos vino el mundo encima y no supimos reaccionar, ¿cuándo pasó que no nos dimos cuenta? ó ¿no quisimos darnos cuenta?, ¿habremos vivido un espejismo en los últimos sexenios?

Algunos hechos nos tomaron por sorpresa y fueron ajenos a nosotros, otros fueron consecuencia de lo que ocurría en el mundo, otros más simplemente son el resultado de nuestras propias decisiones y es que si de algo estoy cierto es que todos somos responsables por prestarnos o por guardar silencio y no asumir el rol que como ciudadanos nos corresponde, en ambos casos nos convertimos en cómplices del sistema y hoy nos están cobrando la factura, no hay vuelta atrás, tenemos que pagarla.

Robos, asaltos, la delincuencia organizada acechándonos, secuestros, ejecuciones, inundaciones interminables, el campo abandonado y destruido, nuestra exhuberancia contaminada, el pueblo pagando más impuestos, el desempleo sumando nuevas víctimas ante los despidos masivos, la falta de dinero en las familias contrasta con funcionarios recibiendo bonos de fatiga y atractivos salarios, una burocracia abultada e inoperante, el sometimiento de grupos empresariales que prefieren la dádiva que la independencia, la industria inexistente, la carencia de proyectos y estrategias, gobiernos que no saben administrar los recursos de los ciudadanos y que no informan con transparencia para poder endeudar cómodamente a la población, la falta de oficio para gobernar, la profesionalización del chantaje, los zalameros por doquier haciéndole el juego al patrón en turno, los chismes, los rumores, la guerra sucia en vez del diálogo, el espionaje como forma de presión política y económica, la impunidad para los intocables, la incapacidad de todos los actores para lograr los acuerdos, medios de comunicación que no se atreven a cumplir con su responsabilidad, traiciones, deslealtades, grandes negocios al amparo del poder, la clase gobernante disfrutando y el pueblo sufriendo, las autoridades y su doble discurso, ignorancia, soberbia, estupidez, resentimiento, rencor, la sociedad adicta a la mordida, el pueblo dormido, aletargado, ingenuo, conformista, extendiendo la mano, aceptando monedas por su dignidad, dejándose someter muerto de miedo, resignado, pequeño, indefenso, ese es el escenario, esa es nuestra realidad.

Definitivamente nos alcanzó el destino, el reto que tenemos en frente es enorme como el tamaño del problema, el futuro es incierto sobre todo porque en el presente no se perciben visos de solución, ¿hasta cuando Tabasco?

Rematando: “Estamos jodidos, muy jodidos” me dijo hace mucho un amigo y creo que el tiempo le va dando la razón.

URL corto: http://bit.ly/1Yx4xpc