"> "> ">
19/Nov/2017 : Villahermosa, Tabasco : 20°C   Nublado

ROBAR, MATA.

Por: Jesús Sibilla Oropesa.

07/Abr/2015 | Por:


En mucha ocasiones les he mencionado de accidentes carreteros en los que en lugar de solidaridad de la gente, los accidentados se encuentran con el despojo y la rapiña de los vecinos del lugar por donde se da el mencionado accidente, y así les he contado de camiones cuyo cargamento ha sido cerveza, o abarrotes, o llantas, o zapatos etc. y de como la gente en lugar de ayudar como anteriormente lo hacíamos los tabasqueños, ahora se lanzan a llevarse todo lo que aquel camión haya llevado a bordo en un acto inhumano de rapiña que no es otra cosa que robar por que quien toma algo que no es suyo está robando.


Así han pasado muchos años en los que les hemos puntualmente informado de estos saqueos a camiones y camionetas accidentadas, hasta que lo que se volteó fue una pipa con gasolina y la reacción de la gente, fue la misma, inmediatamente los pobladores consiguieron bidones, cubetas y tanques para llevarse lo que no es suyo.


La diferencia en esta ocasión fue lo peligroso de este despojo al vehículo accidentado que intencionalmente o no, por imprudencia o accidente prendió fuego causando la muerte a algunos inmediatamente y a otros más tarde, y quemando gravemente a la gran mayoría de los involucrados incluso algunos aspiraron el fuego causándoles a estos heridas internas las más de las veces con lesiones casi imposibles de curar.


Caro les salió a muchos querer tomar lo que no es de ellos y otros que solo curioseaban y algunos , los menos que pretendían ayudar, hasta el último recuento de daños ya habían fallecido 18 personas que muy probablemente estuvieran a salvo si no hubieran ido en pos de lo ajeno.


Ojalá esta penosa experiencia nos sirva a todos e independientemente del dolor producido a toda esta gente quemada y a sus familiares que lo sufren con ellos, todos

aprendamos a no tocar lo que no es nuestro, a respetar lo que es de los demás, porque es tan robo tomar algo que trae un camión que se accidenta, como el que tomen algo de tu casa porque en cualquiera de los dos casos, es propiedad privada, es un bien ajeno.


Muy poco se abona al bien vivir, al ejemplo a los hijos, al fomento al respeto ajeno con este tipo de actitudes que no se pueden justificar ni siquiera con las frases de “es que otros se lo iban a llevar”, o “es que se iba a echar a perder”, o “yo solo tomé lo que había fuera del camión”. En cualquiera de los casos el hecho es uno solo. no era mío aquello y provenía de un camión que tuvo la mala fortuna de sufrir un accidente, pero peor fortuna tuvo de encontrarse con gente sin escrúpulos que quiere enmascarar el robo.


Ojalá y reflexionemos y recompongamos nuestra manera de actuar, devolvamos el respeto a los demás, ya que así, nos respetamos a nosotros mismos.


Otro aspecto que también vale la pena observar, es la gente novelera; personas que pasan por el lugar y no roban, pero tampoco auxilian a los accidentados; a estos solo los alimenta la curiosidad y el morbo sin darse cuenta del peligro que por un lado corren y por otro, que entorpecen las labores de auxilio y el tránsito vehicular ya que a veces se estacionan mal o transitan a vuelta de rueda haciendo todo más difícil independientemente que también se exponen a provocar un accidente mayor o a ser víctimas de una explosión como en el caso que ahora nos ocupa de la pipa.


Insisto, es necesario que abramos bien los ojos y actuar más convincentemente pensando en el bien de los demás y dejar el egoísmo que regularmente nos alimenta y que es padre de tanto daño que nos causamos unos y otros.


Que lejos ha quedado aquella frase de “pobres pero honrados”.

Ricos y pobres son tentados y caen por igual.

URL corto: http://bit.ly/1Pax6rF