Señala presidente Español que el país ha sufrido una "jornada negra", tras encontrar sin vida a menor secuestrada por su padre


El presidente de España, Pedro Sánchez, aseguró que España vivió una "jornada negra" luego de que se encontrara sin vida el cuerpo de Olivia, una niña de seis años que se reportó como desaparecida en el mes de abril en Tenerife, junto a su hermana y su padre.

Desde Costa Rica, donde lleva a cabo una gira de trabajo, el mandatario se ha sumado a la ola de condenas que se ha dejado sentir en España, luego del hallazgo del cadáver de la menor en la costa de la isla, y se atribuyera el homicidio de ésta a su padre Tomás Gimeno.

"España por desgracia ha sufrido una jornada negra, hemos vuelto a ver la cara del horror, de la violencia machista, de la violencia vicaria, con la muerte y el asesinato de tres menores, dos de ellos por desgracia han sido confirmados y uno de ellos estamos en búsqueda a través de las fuerzas y seguridad del Estado, de la Guardia Civil. Y la reflexión que me gustaría trasladar al conjunto de la sociedad costarricense y la sociedad española, es que cuando vemos la cara del horror, de la violencia machista, de la violencia de género y la violencia vicaria, que no deja de ser una doble violencia contra la mujer, primero por ser mujer y luego por ser madre, porque actúa contra los hijos y las hijas de esas madres, nos damos cuenta de cuán importante es tener regulaciones, leyes específicas que traten este horror", señaló.

La policía presume que Tomás Gimeno, el pasado 27 de abril, se arrojó al mar con varios kilos de plomo y sus hijas, luego de pelear con su esposa Beatriz, a quien le dijo que no las volvería a ver.

Sánchez Pérez-Castejón, indicó que las autoridades del país aún están en búsqueda de Anna, la otra menor que fue secuestrada por su padre.