COVID-19 deja varados a migrantes en Chihuahua: Eduardo Arredondo

AP Foto/Christian Chavez

Por la pandemia de COVID-19 en Estados Unidos, muchos migrantes quedaron varados en Chihuahua, informó al auditorio de Telereportaje, el reportero Eduardo Arredondo.

Esta situación se ha estado agravando, dado que, por las altas temperaturas, es agua escasea, así como los alimentos para los centroamericanos que buscan cruzar hasta el vecino país del norte.

 "Ya en Ciudad Juárez y en Chihuahua, capital, se han registrado temperaturas altas. El problema puede agrandarse debido a la falta de agua. La sociedad civil ha contribuido a aportar comida, víveres, ropa, etcétera, pero concretamente los migrantes en su mayoría, tienen miedo, y no quieren regresar a sus países de origen. En el Centro Integrados Leona Vicario, aquí andan 45. Con el padre Javier Calvillo, ha sido una situación curiosa porque algunas maquiladoras se los han llevado a albergues exprés, y se han registrado entre 68 a 74. Ayer mismo vimos pocos en las calles de Chihuahua".

Sumado a la falta del vital líquido y alimento, parte de la sociedad chihuahuense no ve con buenos ojos a los migrantes, y el reportero comentó que el gobierno estatal de Javier Corral, no ha aplicado medidas para atenderlos, pues escasean las camas y respiradores, aún para los locales, en caso de contagio por COVID-19.

"Ayer por la noche, ya tarde, hizo una conferencia exprés, diciendo que se iba a rebajar el sueldo junto con sus funcionarios, pero eso es únicamente el discurso. Si bajan los sueldos, también tiene que tomar medidas inmediatas para revisar si esta contingencia va a continuar, a quién va a ayudar, porque los migrantes no tienen un empleo formal. Cierta sociedad en Chihuahua les ha hecho el feo, no hay solidaridad. Tanto en Ciudad Juárez y en Chihuahua, capital,  hemos visto ejemplos lamentables. Entonces, Javier Corral necesita , de entrada, tomar una decisión inmediata"

Por otro lado, en cuanto al comercio entre la frontera de México con la de Estados Unidos, los puentes que unen ambos países se encuentran desolados, reportó Eduardo Arredondo.

"La gente que se le vea sin razón traficando en El Paso, Texas, y sea sorprendido, se le va a sancionar con una multa administrativa que ronda de los 20 a 200 dólares. Yo siento que Estados Unidos, en estos momentos, tiene mucho más miedo, pero ellos han intervenido en esta frontera. Hay que recordar que esta frontera, junto con la de Tijuana, son las más importantes, por el comercio. Prácticamente están desolados los puentes de El Paso, Texas. Ya no se ve esa actividad".