Pide FEDE a funcionarios "no caer en la tentación" de involucrarse en la elección

El titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE), Jorge Montaño Ventura, sugirió a los funcionarios públicos a que no caigan en la tentación de involucrarse en el proceso electoral actual haciendo uso de recursos públicos que tienen a su cargo para influir en la decisión del electorado.

Reiteró que los servidores públicos deben conducirse con estricto apego a las normas y leyes electorales para que no incurran en conductas que puedan tipificarse como delitos electorales.

"Todos tienen el derecho a participar, pero ese derecho termina donde la propia norma señala sobre cuál es el límite, así que invitamos a quienes son servidores públicos que eviten la tentación de involucrarse haciendo uso de los recursos que pudieran tener a su cargo o personal que pudiera estar bajo su mando jerárquicamente, que eviten eso, de coaccionar o tratar de influir en la decisión de cada uno de los ciudadanos tabasqueños.

"Buscamos que sea un proceso transparente, donde en completa libertad y calma social podamos llevar a cabo este proceso electoral", sostuvo.  

Montaño Ventura, recordó que en la nueva legislación los delitos en materia electoral se consideran como delitos dolosos, porque existe la plena y absoluta intención de la persona para cometer el ilícito que se castiga hasta con cárcel. 

"Quien comete un delito electoral lo está realizando a sabiendas que lo que está llevando a cabo es contrario a derecho, contrario a la ley, es una violación a la norma electoral.

"Que los ciudadanos, los actores, quienes son servidores públicos, quienes forman parte como ministros de algún culto religioso, quienes ocupan cargos de elección popular, empresarios, deben conocer las conductas que pueden ser sancionadas con la ley electoral pero en el ámbito penal", aseveró.

El Gobierno de Tabasco se adhirió al Acuerdo Nacional por la Democracia, impulsado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el cual busca que los gobernadores se abstengan de participar en la próxima elección, y garantizar la transparencia y seguridad política a todos los ciudadanos.