Denuncia CANACO siete casos de extorsión a sus agremiados por presunto personal de ayuntamientos de Centro y Jalpa


El presidente de la CANACO-Servytur Villahermosa, Manuel Miranda Hernández, denunció siete casos de extorsión a sus agremiados, por parte de personas que se hacen pasar por personal de los Ayuntamientos de Centro y Jalpa de Méndez.

A través de un comunicado, el líder empresarial manifestó que "hace apenas un par de días, comerciantes de esos municipios nos dieron a conocer la situación que están viviendo, por el cobro de algunos impuestos como son las licencias de funcionamiento; donde se hacen pasar por personal del área de Normatividad y Fiscalización; contabilizando hasta el momento, siete casos, seis en Centro y uno en Jalpa de Méndez".

Miranda Hernández, expuso además que, de acuerdo a lo relatado por los comerciantes, el "modus operandi" es que los presuntos trabajadores municipales, hacen llamadas por teléfono y notifican que sus licencias de funcionamiento han vencido, "y si no quieren recargos deberán pagar en el instante, pues el supuesto descuento rebasa el 70% del costo total de la renovación, en este caso de la licencia". 

De igual manera, ejemplificó que en el caso particular de los comerciantes de Jalpa de Méndez, uno de sus agremiados debe pagar 70 mil pesos por la licencia de funcionamiento, sin embargo, estas personas le dijeron que con 25 mil pesos serían suficientes para renovarla.

Por lo que dijo, éste accedió, ya que "la persona del otro lado del teléfono le hizo referencia a datos personales, datos que solamente tienen las autoridades municipales", sostuvo. 

De igual forma, señaló que al momento de pagar, los presuntos trabajadores del ayuntamiento le dieron un número de cuenta con un nombre que no correspondía a la autoridad municipal, si no que era de un particular, "situación que alertó a nuestro empresario y optó por no hacer el pago", indicó. 

Manuel Miranda, dijo que ante esta situación, se decidió buscar a las autoridades municipales, para que se inicien las investigaciones correspondientes, para que identifiquen cómo es que estas personas están obteniendo información confidencial de los comerciantes y empresarios, para luego usarlas en su contra y extorsionarlos, puntualizó.