Sigue conflicto por presunta duplicidad de propiedad de locales del nuevo mercado Pino Suárez

Ayer desalojaron a un “vende zapatos”


Este martes en el mercado “José María Pino Suárez”, se presentó de nueva cuenta la disputa de un local que tiene una presunta duplicidad en el documento de asignación, y por lo tanto dos personas que dicen ser los propietarios. 

Por la madrugada se desalojó la mercancía de una de las involucradas de nombre Lorena Martínez, quien se dedica a la venta de calzado. 

Al mismo tiempo ingresó al local número 4 del módulo 22 la otra parte, que también tiene documentos sobre la propiedad, y se instalaron con el giro de cibercafé.

Más tarde, la persona a la que se le desalojó su mercancía llegó con elementos de la Policía Estatal y comenzó de nuevo la discusión por este tema. 

Dionisio Zurita, locatario del mercado, consideró que el desalojo fue un acto fuera de la ley. 

“Entraron en la madrugada, le sacaron todo y la toma en resguardo el Ayuntamiento de Centro. No hacen el litigio como debe de ser, esto debería haber hecho con un juez, en notificar a la persona para poderla desalojar, tenían que llevar un actuario para poder tomar posesión de este señor que pelea su local, que dice que es de él”, declaró. 

Además, señaló que buscarán un acercamiento con la alcaldesa electa de Centro, Yolanda Osuna, para plantearle la problemática. 

“Nosotros tenemos la esperanza de que la nueva alcaldesa que va a entrar en funciones, nos reunamos antes con ella y platicarle toda la problemática del mercado Pino Suárez, toda. Pero a través de documentos oficiales y legales, nada chueco”, expresó. 

Raúl del Carmen Cruz Gutiérrez, quien ahora ocupa el local, explicó cómo acontecieron los hechos y fijo su posición sobre la propiedad. 

“A nosotros ayer a las 6:30 de la tarde nos entregaron físicamente y pacíficamente el local que estaba siendo invadido por la señora Lorena Martínez Hernández. Se dice concesionaria, pero nunca demostró que fuera la legítima concesionaria. Nosotros a través de un procedimiento esperamos hasta esta fecha para que nos pudieran hacer entrega. Entonces la señora vino agresivamente y se metió a nuestro local, empujando  la copiadora, empujando la vitrina. Vinieron los policías con ella porque supuestamente nos acusaba del delito de robo y despojo, pero como nosotros le enseñamos la documentación que a nosotros nos entregaron, donde nos hacen entrega del inmueble, los policías se retiraron. Entonces la señora empezó a gritar y hacer cuanto destrozo, nos quiso tirar la vitrina hacia delante”, expuso.