buscar noticiasbuscar noticias

Sequía en Europa deja al descubierto las "piedras del hambre" en el río Rin

Tienen escritas algunas advertencias, entre ellas: "El que me vea llorará", "Cuando vuelvas a ver esta piedra, llorarás".

La sequía es tal en Europa que está provocando que en los ríos se comiencen a ver las llamadas "Piedras del hambre", las cuales tienen registros de situaciones extremas que se padecieron en la antigüedad, ante la disminución del agua de los afluentes.

Tal es el caso del río Rin, en Alemania, en donde incluso el servicio de ferry podría suspenderse la próxima semana en caso de que el nivel siga bajando, o al menos, se vería obligado a reducir su carga. 

Sequía en Europa deja al descubierto las "piedras del hambre" en el río Rin
imagen-recuadro

De acuerdo con el sitio Batallitas, en muchas ciudades a orillas de los grandes ríos de Europa central, existe la tradición (documentada desde el siglo XIII), de colocar marcas para registrar el nivel que alcanzaron las aguas durante inundaciones históricas.

Sin embargo, las "Piedras del hambre" alertan del fenómeno contrario, la sequía, la cual las deja al descubierto en el lecho del río y se encuentran con fechas y/o inscripciones que datan del siglo XV.

imagen-recuadro

De hecho, su nombre proviene de una frase en una roca de 1947 que decía "Hungerjahr 1947" o "Año del hambre 1947", fecha en que 60 kilómetros del río Rin se congelaron y Alemania se vio azotada por una gran hambruna, tras el final de la Segunda Guerra Mundial.

La costumbre era añadir en la piedra la fecha en que ésta quedaba al descubierto, pero hay algunas donde se dejaron algunas advertencias entre ellas: "Si me ves, llora", "Quien me vio lloró. El que me vea llorará", "Cuando vuelvas a ver esta piedra, llorarás, tan poco profunda era el agua en 1417", entre otras.

imagen-recuadro

Dichas frases debían servir de aviso a los lugareños de los problemas que iban a producirse como consecuencia de la escasez de agua, tales como malas cosechas, aumento de los precios, hambruna entre los más pobres y la dificultad de navegación por el río, lo que cortaba sus rutas comerciales.

Cabe señalar que para concienciar sobre los terribles efectos del cambio climático, y siguiendo la tradición secular de las piedras del hambre, en 2018 Greenpeace colocó una en el lecho del río Elba, en Alemania, con una inscripción que reza: "Si me ves, es que la crisis climática ha llegado".

imagen-recuadro

Short Link: