buscar noticiasbuscar noticias

Coronavirus: La peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial

El temor financiero que representa la pandemia del Covid-19, su efecto sobre las actividades económicas, añadiendo una disputa entre países productores de petróleo, y una serie de antecedentes que se venía reflejando, contribuyendo a un debilitamiento en la economía global, como fueron las guerras comerciales (principalmente entre Estados Unidos y China) y el Brexit, le mostraron al sector financiero algo que no se había visto desde hace tiempo. Una caída rápida e intensa caída en el valor de las acciones en menos de un mes, tal vez, la más significativa que cualquier otro crack bursátil de la historia contemporánea.

Aunque parece prematuro, con la situación actual, podríamos sugerir, que estamos ante la crisis económica más importante de la historia del mundo moderno desde la Segunda Guerra Mundial, la Gran Depresión, e incluso más intensa que el antecedente más cercano de una crisis financiera (2008) que empujó a la recesión de la economía global de la cual han trascurrido 12 años, y la recuperación mundial apenas empezaba a tomar camino. Ni en la Segunda Guerra Mundial, se vieron afectados (negativamente) tantos países de forma simultánea. La recesión económica global, realmente será global. 

Coronavirus: La peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial
PUBLICIDAD

La crisis económica suelen tener su origen en un colapso del sector financiero, por consecuente arrastra a la economía real. Ahora la economía real frena primero y el mercado financiero trata de ponerle un precio. No se había evidenciado antes un caso a nivel mundial donde no se podría salir a las calles, no se podían tomar aviones, no tener turistas, hoteles cerrados, no comer en restaurantes. La caída en la Demanda Agregada Global es abrupta, y los indicadores de la mayoría de países que hacen esta medición, ya empiezan a ver los resultados negativos con mucha preocupación. 

China es el espejo de lo que padeció México en el 2009 con la pandemia H1N1. La globalización ha transformado la relación entre las personas y su entorno: ahora lo local es global y lo global es local. México aunque con cifras muy distintas en el  número de muertes, personas contagiadas y sobre todo en la propagación del virus, durante el periodo de la influenza se registraron pérdidas económicas alrededor de 50 mil millones de pesos, equivalente al 0.7% del PIB de ese año. La parte más dañada fue la turística, representando una disminución del 2.5% en el empleo, sin embargo fue muy corto el periodo del impacto financiero. 

El Covid-19 ha obligado la cancelación de una serie de actividades, que desde luego, son relevantes en la contribución de la economía, como los juegos deportivos alrededor del planeta, cancelación de centenares de conciertos, en fin, todo evento multitudinario está prácticamente cancelado o al menos aplazado. La suspensión de los Juegos Olímpicos de Tokio marca un hito en la historia del deporte. Solamente se habían suspendidos en tres ocasiones: Berlín 1916, Tokio/Helsinki 1940 y Londres 1944; siendo las tres por causa de Guerras Mundiales. Expertos calculan que posponer Juegos Olímpicos de Tokio supondría pérdidas de unos 5,800 millones de dólares. 

Estamos ante algo inédito. Ante una crisis sanitaria, la crisis económica es posterior; las medidas que tiene que tomar los gobiernos causa un parálisis de la actividad económica. Y a partir de eso, los mercados anticipan una brusca entrada en recesión. Vivimos momentos donde ninguna decisión parece correcta o al menos suficiente para paliar los efectos negativos que llegan por todos lados.

La propagación de la pandemia ha reflejado en la economía, algo similar a lo que se perdió en la Segunda Guerra Mundial a lo largo de 3 años, todavía es muy temprano para realizar cálculos conclusos, se está navegando en aguas desconocidas, todo lo que viene no lo sabemos. No se trata solo de una crisis sanitaria mundial, sino también de una importante crisis económica y del mercado laboral que está teniendo un enorme impacto en las familias, países desarrollados están calculando tasas de desempleo sobre el 20%.

Aun no teniendo claro las afectaciones, se han elaborado estimaciones donde reflejan al virus como una enfermedad global, en el peor de los casos las repercusiones económicas podrían manifestarse en una contracción del 1.3% del PIB mundial, costándole a la economía alrededor de 2.7 billones de dólares, contando con efectos de gran alcance en el mercado laboral. De acuerdo a la Organización Mundial del Trabajo, se estima con base a la contingencia del coronavirus, 24.7 millones de personas perderán su empleo, lo que representa el 5.3% a nivel internacional. 

El ciudadano común que no se encuentra familiarizado con los efectos económicos, aun contando con un dispositivo con internet, generalmente se verá reflejado en su trabajo, en su casa, asegurando que los miembros de su familia no se enfermen, pero no alza la mirada y no visualiza las contingencias económicas a futuro.  Hoy en día y con toda la novedad que el virus representa no se está dimensionando todo lo que esto puede significar. 

¿Cuánto tiempo va a transcurrir para que esto se recupere en la economía a nivel  mundial? Tomando en cuenta la crisis del 2008 con la caída de los mercados financieros ha transcurrido 12 años, y apenas la economía empezaba a despegar, ahora estamos hablando de la peor crisis del mundo moderno, se calcula una recuperación de al menos 12 a 15 años.

Short Link:
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD