buscar noticiasbuscar noticias

Inestabilidad de los precios, incertidumbre en los mercados

La estabilidad de precios es un factor fundamental para el funcionamiento eficiente y eficaz de la economía. Generalmente se asocia la no estabilidad, la subida de los mismos, lo que se conoce como la inflación; algo que afecta específicamente al consumidor, quien es quien compra los bienes y servicios para satisfacer sus necesidades. Sin embargo, un comportamiento inestable no solamente afecta al consumidor, sino a los mercados en conjunto, es decir, demanda y oferta se ven influenciados y distorsionados por el incremento en los precios; dificulta la certeza y la posibilidad que tienen tanto consumidores, productores y gobierno para planear. 

Lo importante en una economía y para cualquier agente económico es, que tanto bienes y servicios se puede adquirir con el dinero que se posee (poder adquisitivo). A medida que los precios suben y no está dentro de los cálculos de los agentes económicos, su capacidad de consumo se reduce, los ingresos reales se ven mermados. Por ejemplo: si los ingresos de una familia o persona se incrementa en un 5%, pero los precios suben un 7%, entonces tendrán una ilusión de que están nominalmente ganando más dinero, pero a la hora de ir a hacer el súper van a notar que les alcanza para menos.  

Inestabilidad de los precios, incertidumbre en los mercados
PUBLICIDAD

En el caso de las empresas es similar, pueden tener utilidad derivado de sus ventas, pero a la hora de vayan a comprar insumos para seguir produciendo van a notar que compraran menos con la misma cantidad de dinero. Así mismo, el gobierno que tiene un presupuesto finito, a la hora de llevar acabo alguna obra o compre algún producto va a notar que le alcanzará también para menos, por lo que verá mermados sus objetivos definidos en términos de gasto público.

Actualmente hay cierto nerviosismo en la economía internacional, los pronósticos inflacionarios están siendo superados. Justamente hacia la mitad del año y de acuerdo a las tendencias en el incremento de los precios en diferentes partes del mundo, todo indica que será superior a los proyectados. Hoy en día todavía no hay condiciones para prender luces rojas, pero sí para tener luces amarillas. Esto se debe a que todavía hay mucha incertidumbre y comportamientos atípicos de todos los agentes económicos. 

Los gobiernos no saben si seguirse endeudando y generando un gasto público intenso para soslayar y atenuar los efectos de la pandemia. Las empresas que están reacomodándose en esta nueva normalidad, no tienen una planeación con cierto nivel de certidumbre para saber si incrementa sus inversiones o no. 

Es importante mencionar que los consumidores han cambiado sus hábitos y criterios de consumo; también se han vuelto más conservadores para ciertos productos y más arriesgados para comprar cosas que generalmente no compraban. Estos cambios en los mercados están generando distorsión en los precios, esto tiene como consecuencia una inflación transitoria que tiene cierta inestabilidad y compleja de explicar.

Short Link: https://is.gd/xCWQCr
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD