buscar noticiasbuscar noticias

A no dejarse engañar por el populismo ni seguir a falsos mesías, llama Francisco

El jerarca de la Iglesia católica aseguró en la homilía que la mejor respuesta ante dichos engaños es "construir un mundo más fraterno

En la Santa Misa por la Sexta Jornada Mundial de los Pobres, el Papa Francisco instó a los feligreses a no dejarse engañar por el populismo ni por los falsos mesías que proclaman recetas útiles solo para aumentar la riqueza de unos pocos.

El sumo pontífice recordó que la jornada se celebra "para invitar a la Iglesia a ´salir´ fuera de sus muros y encontrar la pobreza en los múltiples significados en que se manifiesta en el mundo actual", por lo que durante esta semana el Vaticano ha organizado varias iniciativas para ayudar a los más necesitados.

A no dejarse engañar por el populismo ni seguir a falsos mesías, llama Francisco

El jerarca de la Iglesia católica aseguró en la homilía que la mejor respuesta ante dichos engaños es "construir un mundo más fraterno" rompiendo "esa sordera interior que nos impide escuchar el grito sofocado de dolor de los más débiles".

"No nos dejemos seducir por los cantos de sirena del populismo, que instrumentaliza las necesidades del pueblo proponiendo soluciones demasiado fáciles y apresuradas. No sigamos a los falsos ´mesías´ que, en nombre del beneficio, proclaman recetas útiles sólo para aumentar la riqueza de unos pocos, condenando a los pobres a la marginación", dijo.

Asimismo, el Papa se refirió a los últimos acontecimientos en la humanidad, desde lo que él llama la Tercera Guerra Mundial, por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, que marca una tensión a nivel internacional, como la pandemia de COVID-19, que han dejado un sinnúmero de afectados en la pobreza ante la crisis económica que también se generó.

No obstante, expuso que debe haber tranquilidad porque dichos eventos no significan el fin del mundo, sino que son una prueba de algo que nos quiere decir Dios, pero hay que estar atento para descifrarlo.

"Vivimos en sociedades heridas y asistimos (...) a escenarios de violencia, injusticia y persecución; además, debemos afrontar la crisis generada por el cambio climático y la pandemia, que ha dejado tras de sí un rastro de malestares no solo físicos, sino también psicológicos, económicos y sociales", explicó.

El pontífice, al término de la misa, ofreció un almuerzo en el Aula Pablo VI del Vaticano a 1,300 necesitados, muchos de ellos presentes en la ceremonia.

Short Link: