buscar noticiasbuscar noticias

Dos Bocas y Deer Park no son la solución de fondo al desabasto de combustibles: Coparmex

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró que las refinerías de Dos Bocas y Deer Park son solo un "alivio parcial" para garantizar el abasto de combustibles en México.

Dos Bocas y Deer Park no son la solución de fondo al desabasto de combustibles: Coparmex
PUBLICIDAD

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró que las refinerías de Dos Bocas y Deer Park son solo un "alivio parcial" para garantizar el abasto de combustibles en México.

A través de un comunicado, el presidente del organismo empresarial, José Medina Mora Icaza, señaló que, de acuerdo a cifras oficiales, en 2021 el promedio de utilización de las seis refinerías existentes en el país fue del 44% de su capacidad.

"Son antiguas, con tecnología obsoleta, que apenas alcanzan a producir en conjunto un promedio de 247 mil barriles diarios de gasolina. Sin embargo, para satisfacer la demanda de gasolinas para autos, se compran en el extranjero casi 300 mil barriles al día", indicó.

Es por ello, dijo, que la Coparmex ha cuestionado tanto la construcción de una nueva refinería o la compra de Deer Park en Texas, pues no resolverían el problema de desabasto de combustibles en el territorio nacional.

"Son alivios parciales que están lejos de ser una solución de fondo. Lo correcto sería invertir en la mejora de procesos, en tecnología, en generar alianzas con empresas y en buscar elevar la productividad de Pemex para alcanzar la anhelada seguridad energética".

Mora Icaza indicó que México, si bien es un exportador de petróleo, es un importador de gasolina, diesel y gas. Ejemplo de ello, comentó, en 2021 se exportaron 28 mil 926 millones de dólares de productos petroleros (petróleo crudo, gasolinas, diesel, gas natural), pero se importaron 53 mil 851 millones de dólares.

"Pero la solución a este tema está lejos de ser sencilla, el gobierno ha planteado como solución ser "autosuficientes" (soberanía energética), es decir, dejar de exportar petróleo para producir la gasolina que necesitamos. Hacer eso, según los expertos, nos llevaría a terminar importando, ya no gasolinas, sino petróleo", advirtió.

Short Link:
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD