buscar noticiasbuscar noticias

Niega Encinas que haya descalificado su propia investigación sobre Ayotzinapa

Asimismo, aseveró que la investigación no está sustentada solo en las capturas de texto, sino que se integraron entrevistas y testimonios, los informes del GIEI, de la Sedena, la recomendación de la CNDH, los mensajes de la DEA y Chicago, el levantamiento de campo y análisis de metadatos

Al rechazar que él mismo haya descalificado su propia investigación del caso Ayotzinapa, como se publicó en un reportaje del New York Times, el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, acusó que lo que hay es una campaña de descalificación en contra del informe orquestada desde el viejo régimen.

Y es que, la publicación del diario estadunidense, señala que mucha de la evidencia presentada por Encinas no ha podido ser verificada como verdadera, luego de que se difundieran chats de WhatsApp que se integraron a la investigación para atar cabos sueltos sobre lo que sucedió con los normalistas.

Niega Encinas que haya descalificado su propia investigación sobre Ayotzinapa

Al respecto, Encinas aclaró que, de ninguna manera descalificaría él mismo, el informe hecho por la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del caso Ayotzinopa, como se afirmó "dolosamente" en el diario.

"En la información que les brindé, yo soy el principal sorprendido esa idea de que yo autodescalifiqué mi trabajo no fue así, sería una falta de respeto a mi equipo de trabajo que me han acompañado de manera seria y profesional y desde entonces les comenté que el informe debe verse de manera integral, que desde un principio nosotros hemos identificado 154 eventos relevantes para armar este rompecabezas, son 150 eventos que se consideran relevantes por tratarse de datos relacionados con la desaparición de los estudiantes como son modo, motivo, lugar, participantes y destino", refirió.

Asimismo, aseveró que la investigación no está sustentada solo en las capturas de texto, sino que se integraron entrevistas y testimonios, los informes del GIEI, de la Sedena, la recomendación de la CNDH, los mensajes de la DEA y Chicago, el levantamiento de campo y análisis de metadatos.

"De estos 154 eventos, 99 tienen claras coincidencias con otros indicadores o fuentes; 55 no coinciden con otras fuentes hasta este momento porque continuamos realizándolo, de los 99 que tienen coincidencias, 38 tienen una base de capturas con metadatos en el 2014 y 61 basados en capturas con metadatos posteriores al 2014", precisó.

El funcionario federal, advirtió que, a pesar de los obstáculos, las filtraciones, el espionaje y las campañas de descalificación que se han orquestado para entorpecer la investigación, no se dará marcha atrás, hasta que se haya esclarecido el caso.

"Es el reto más grande que yo he tenido dentro de la Función Pública y lo estamos encarando con mucha responsabilidad, primero fue enfrentar las inercias, las resistencias y los obstáculos del viejo régimen para romper el círculo vicioso y poder abrir la investigación, luego aparecieron las filtraciones, nos filtran videos, nos filtraron documentos, nos filtraron incluso el informe no testado, con el ánimo de entorpecer los trabajos y alertar a los responsables, luego siguió una campaña de descalificaciones al informe, a nuestras personas, a todos los trabajos realizados, de ahí pasamos al amedrentamiento, a las solicitudes de amparo contra el informe y el amago de abogados de denuncias penales, ahora pasamos al espionaje, pues sea lo que sea que sigue, nosotros no vamos a dar marcha atrás", sentenció finalmente.

Short Link: