buscar noticiasbuscar noticias

La oligopolización de los datos: aquellas compañías que dominan los datos, controlan el mundo

Históricamente, los monopolios estratégicos, has controlado diferentes sectores de la economía. Su existencia ha sido una constante  a lo largo de la historia, comenzando en los siglos  XIV Y XV, con la consolidación de grandes imperios basados en el control de la tierra. Hasta la actualidad, dónde el control de los datos se ha vuelto el principal sinónimo de poder

Si bien los grandes imperios ponían énfasis en el control del factor tierra. La revolución industrial durante el siglo XVIII reforzó la aparición de la producción a gran escala, con la aparición principalmente en el sector automotriz, de las máquinas de vapor. Esto significo el control económico y las primeras apariciones de las súper potencias económicas  de los Estados Nacionales (Norteamérica  y Europa Central), mandando señales de concentración de riqueza y de poder en ciertos sectores e industrias de la economía global.

La oligopolización de los datos: aquellas compañías que dominan los datos, controlan el mundo
PUBLICIDAD

Durante el siglo XIX y principios del siglo XX, el sector energético jugó y sigue jugando un papel fundamental para la geopolítica global. El control del petróleo y el gas en ciertas regiones de Europa, Asia del norte, pero principalmente para los Estados Unidos de Norteamérica, significaron la preponderancia y el control económico del mundo moderno en los últimos 100 años.

Casi de manera paralela, en el sector servicios. El sistema financiero internacional, concentrado por un grupo de banqueros que tienen la capacidad de controlar el capital como la sangre de la economía,  se consolidaron ciertos de grupos económicos en Asia, Norteamérica y Europa durante los últimos años. Sobre todo porque el sector financiero se ha desarrollado de manera paralela con el sector tecnológico.

Actualmente, muchos expertos mencionan que las próximas protestas sociales, sin duda serán contra el monopolio del uso del internet y de las redes sociales. Estas plataformas digitales no sólo están monopolizando la gran mayoría de cientos de millones de usuarios a nivel mundial, sino también, están desplazando cantidades importantes de mano de obra. Es importante que el mercado laboral, comience evolucionar para generar puestos de trabajo.

Un par de sistemas operativos controla más del 80% de los consumidores, teniendo a su disposición datos de cientos de millones de usuarios. Un puñado de tres a cuatro compañías de hardware, telefonía móvil y de dispositivos electrónicos, controla prácticamente el mercado completo de la tecnología.  Es una tendencia global que se acrecienta, a medida de que estas empresas con el afán de disputarse el liderazgo en el mercado crean colusiones (alianzas estratégicas) entre ellas. 

La reciente adquisición de Whatsapp a Facebook junto con Instagram, se forma una triada de redes sociales pertenecientes a una misma compañía, que controlan datos de cientos de millones de usuarios en todo el mundo. Facebook compró a WhatsApp por US$19.000 millones, con el compromiso de que los fundadores seguirían al frente de la compañía y se sentarían además en la junta directiva de la firma de Mark Zuckerberg.  

WhatsApp ha modificado sus condiciones de servicio, obliga a la aplicación a compartir toda la información que se obtenga con Facebook. Un cambio que, además, es un requisito imprescindible a partir del 8 de febrero para usar la aplicación. Se conseguirá que toda la información que WhatsApp tenga de sus usuarios se comparta con Facebook. Así, Facebook podrá usarlos para sus propios propósitos. 


PUBLICIDAD