buscar noticiasbuscar noticias

Llama Iglesia Católica a SCJN no invalidar “protección a la vida” en Nuevo León

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) exhortó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a que no invalide la “protección de la vida” en Nuevo león.

Llama Iglesia Católica a SCJN no invalidar “protección a la vida” en Nuevo León
PUBLICIDAD

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) exhortó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a que no invalide la “protección de la vida” en Nuevo león.

A través de sus redes sociales, los obispos mexicanos publicaron una carta dirigida a la sociedad y a la SCJN, en donde solicitan que  “reconozcan plenamente el derecho a la vida sin discriminación, antes o después de nacer, sin regresiones ni condiciones injustas y sin caer en una lógica de la cultura del descarte”.

Lo anterior, en el marco del análisis de una acción de inconstitucionalidad promovida ante la Suprema Corte, que decidirá invalidar, o dejar en sus mismos términos, el Segundo Párrafo del Artículo 1 de la Constitución de Nuevo León, que reconoce la vida desde la concepción hasta la muerte.

En ese sentido, la CEM destacó que “es un falso dilema contraponer los derechos de la madre y el derecho a la vida del hijo en su vientre”, al recordar que el Papa Francisco argumentó ante la ONU que “es triste ver cuán simple y conveniente se ha vuelto, para algunos, negar la existencia de vida, como solución a problemas que pueden, y deben ser resueltos, tanto para la madre, como para el niño no nacido”.

En el posicionamiento sobre el derecho a la vida en Nuevo León, la jerarquía católica reiteró que “la única aproximación justa y ética es que debe protegerse con la misma humanidad y solidaridad, tanto en la Constitución federal como en las Constituciones locales, y en cualquier ley, tanto a la mujer embarazada como a su hijo en gestación, pues ambas vidas tienen igual dignidad y merecen el mismo respeto y protección”. 

La Iglesia Católica invitó una vez más a los actores sociales del país, políticos, económicos, académicos, y a la sociedad en general, a emprender el camino de un gran “Acuerdo Nacional” a favor de la mujer y de la vida, que proteja de forma equivalente a la madre y al hijo en toda circunstancia, y que vele por superar las circunstancias que empujan a una mujer a considerar cometer un aborto”.

Finalmente, la Conferencia reiteró que el aborto siempre quita la vida a un hijo y deja a una madre sin su hijo, por lo que llamó a recuperar “la capacidad de mirar y acoger con plena solidaridad y humanidad a todos”. 

Short Link:
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD