buscar noticiasbuscar noticias

Hermanos oaxaqueños son abandonados por "coyote" en desierto de Arizona; mueren abrazados

El padre de las víctimas informó que fue el propio ´coyote´ quien le dijo que tuvo que dejar a sus hijos "por no resistir el viaje"

Los hermanos Édgar Mendoza Rodríguez de 37 años y Carlos Enrique Mendoza Santiago de 23 años, originarios de Oaxaca, murieron en el desierto de Arizona en Estados Unidos luego de ser abandonados por un traficante de personas.

Facundo Mendoza Nolasco, padre de las víctimas contó a medios nacionales que el pasado 9 de agosto se comunicó al consulado de Yuma, Arizona, pero que la funcionaria que le contestó no se atrevió a darle razón ni de Édgar ni de Carlos Enrique. 

Hermanos oaxaqueños son abandonados por "coyote" en desierto de Arizona; mueren abrazados

No obstante, don Facundo, de 55 años, narró que fue el propio ´coyote´ quien le informó que tuvo que dejar a sus hijos "por no resistir el viaje".

"Me habló (el traficante) una semana después, el 2 de junio, diciendo que uno de mis hijos (Carlos Enrique) se había deshidratado y que no pudo seguir la caminata. Que la ley de la vida así es en el desierto: si te quedas, te quedas. Le pregunté por mi otro hijo, Édgar, y me contestó que tampoco siguió al grupo, que por la cuestión de que vio a su hermano que no pudo, prefirió quedarse", relató.

De acuerdo con Facundo, sus hijos murieron abrazados. "El consulado me dijo que, como buena pareja de hermanos, los encontraron abrazados".

Asimismo, pidió ayuda al Gobierno de México para repatriar los cuerpos.

"Le pido al Presidente, al gobernador o la dependencia que me oiga, que me den una visa para poder ir a buscar a mis hijos. Necesito ir por ellos y sepultarlos en su tierra de origen", expuso.

El 27 de mayo los hermanos Édgar y Carlos, ambos en el oficio de la albañilería, salieron de Tuxtepec, Oaxaca, en busca del llamado "Sueño Americano".

Short Link: