buscar noticiasbuscar noticias

Mujer se amarra a la reja de la SEGOB para exigir justicia para su hija

Anteriormente se había atado a una silla en la CNDH

Marcela Alemán, la mujer que a principios del mes de septiembre se ató a una silla en las oficinas de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para exigir justicia para su hija que fue abusada sexualmente, ahora se amarró a una de las rejas de la Secretaría de Gobernación.

Aclaró que no busca beneficio alguno, sino que se haga justicia para su hija Lya

Mujer se amarra a la reja de la SEGOB para exigir justicia para su hija
PUBLICIDAD

“Yo no busco dinero, no busco una despensa, no busco exceder a los derechos que tiene mi hija porque es víctima, igual nosotros, víctimas directas e indirectas. Yo quiero justicia y que esos malditos que violaron a mi bebe paguen, porque no puedo vivir con eso y menos mi hija, no tiene vida, está desde las tres de la mañana sin dormir por temor, y no es justo, eso es lo que me da rabia y me indigna, venir a hacer esto porque tengo que suplicar justicia de esta manera”, precisó.

Marcela Alemán, ha señalado que su hija cuando tenía cuatro años, fue abusada sexualmente por parte de trabajadores del Instituto Luis Gonzalo Urbina, en San Luis Potosí, y que los involucrados son más de 5 personas.

El pasado 2 de septiembre, tras una reunión con la CNDH y la Subsecretaría de Derechos Humanos que encabeza Alejandro Encinas, en la que no se concretaron avances, Marcela Alemán se amarró a una silla y amenazó con no salir de las instalaciones hasta no tener una solución a su caso.


PUBLICIDAD