buscar noticiasbuscar noticias

Ventajas y desventajas de regresar a clases presenciales

Las escuelas se mantuvieron cerradas mientras que los bares y restaurantes permanecieron abiertos, es el argumento de algunas personas que muestran inconformidad por el no regreso a clases presenciales. Lo que los niños y los jóvenes han perdido por no poder asistir a la escuela puede que no se recupere nunca. Se ha perdido la oportunidad de aprender de la manera tradicional, las dificultades psicológicas por el encierro y por no participar grupalmente con profesores y maestros, se han puesto de manifiesto. La limitación de las habilidades sociales impactará en la formación de la personalidad y en las habilidades para establecer relaciones empáticas en los estudiantes, habrá más timidez y menos interés por convivir en muchos menores.

Muchos estudiantes se han apegado más a su padres o cuidadores y han hecho de su casa su zona de confort por lo que se les dificultará salir de ella. Los hábitos, la disciplina, las actividades extraescolares han decaído. Los más afectados suelen ser los niños que viven en entornos con pocos recursos y que no tienen acceso a herramientas de aprendizaje a distancia, así como los más pequeños que se encuentran en etapas críticas de su desarrollo.

Ventajas y desventajas de regresar a clases presenciales
PUBLICIDAD

El hecho de mantener a los niños en casa obliga a los padres y madres de todo el mundo a desatender su trabajo para estar al pendiente de los hijos, u optan por pagar para que se hagan cargo de ellos. Son muchos los argumentos que nos hacen entender que la reapertura de las escuelas para clases presenciales, no puede esperar. Sabemos que esta pandemia no será fácil de erradicar, que no podemos esperar que el número de contagios sea cero. Los datos muestran claramente que las escuelas primarias y secundarias no se encuentran entre las principales fuentes de transmisión del virus. El riesgo de transmisión de la COVID-19 en las escuelas se puede controlar en la mayoría de los casos si se adoptan las medidas de mitigación adecuadas. La decisión de abrir o cerrar escuelas debe basarse en el análisis de los riesgos y en consideraciones epidemiológicas específicas de las comunidades en las que se encuentran las escuelas.

Lo ideal es que antes del inicio de clases, los alumnos ya estén todos vacunados, pero ello es imposible por la escasez mundial de vacunas y porque los estudios que se hacen para indicar que los pequeños puedan ser vacunados, están por autorizarse. Afortunadamente los maestros ya fueron inoculados.Todas las escuelas deben proporcionar educación presencial lo antes posible, sin restricciones de acceso y se nos indica que el regreso será de manera paulatina. El regreso evitará una catástrofe generacional.

Leyendo sobre algunas ventajas y desventajas de la educación presencial, en la internet encontré diversos artículos que someto a su consideración. UNICEF refiere que el regreso a clases presenciales ayudará a mitigar afectaciones causadas por la pandemia. La organización implementa en seis estados el programa "Salud en tus Manos", en colaboración con la SEP y CONAGUA, que apoya a más de 450 escuelas de educación básica y 106 mil estudiantes. Sin duda, el regreso presencial a las escuelas tras más de un año de cierre por la pandemia de COVID-19, es un paso clave para la continuidad de la educación y la recuperación de aprendizajes que contribuirá a mitigar problemas vinculados a la malnutrición, la violencia y el embarazo adolescente, entre otros, señaló también el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. La experiencia a nivel internacional demuestra que un cierre prolongado de escuelas puede afectar negativamente a toda una generación en el corto, mediano y largo plazo, provocando pérdida de conocimientos y habilidades que, en el caso de México, se suma a una crisis de aprendizajes ya existente antes de la pandemia. 

Según la evaluación PLANEA 2018, casi el 80% de los alumnos y las alumnas de primaria no alcanzaban los aprendizajes esperados en comprensión lectora y matemáticas, rezagos que se habrán visto agudizados durante el cierre prolongado de escuelas. El cierre de las escuelas llevó además a un aumento del abandono escolar.  Según la Encuesta para la Medición del Impacto COVID-19 en la Educación del INEGI, alrededor de 1,5 millones de niños, niñas y adolescentes entre 3 a 18 años no se reinscribieron en el ciclo escolar 2020-2021 por causas relacionados con la pandemia. También se estima un rezago en el país a nivel de desarrollo infantil temprano debido al cierre de los espacios físicos para programas y actividades de educación inicial y preescolar.

Astrid Hollander, jefa de Educación de UNICEF en México, señaló que el éxito del regreso a clases en todo el país dependerá en gran medida de la confianza y colaboración de la comunidad escolar, que incluye a los estudiantes, docentes, personal de apoyo, madres, padres y cuidadores y de las medidas de mitigación de riesgo de contagios, incluyendo la provisión de información sobre protocolos y prácticas de higiene en el entorno escolar.

El programa se está implementando en seis estados (Chiapas, Ciudad de México, Guerrero, Hidalgo, Michoacán y Oaxaca) y busca alcanzar a más de 450 escuelas de educación básica y 106 mil estudiantes. Estas acciones representan un aporte importante en el proceso de reapertura de las escuelas, y se suman a otros esfuerzos de las autoridades educativas y comunidades escolares, especialmente en Chiapas y Ciudad de México, donde el proceso de entrega de insumos de higiene e instalación de estaciones de lavado ya ha concluido. En Chiapas, 75 escuelas se han beneficiado de los insumos e infraestructura relacionados, lo cual incluye la instalación de 119 estaciones de lavado de manos y la entrega de guías pedagógicas, además de equipo de protección personal, y material de higiene y limpieza, que permitirán, por ejemplo, que más de 16,000 niños, niñas y adolescentes puedan lavarse las manos con jabón y utilizar gel con alcohol, de requerirlo, durante 24 semanas aproximadamente. En Ciudad de México, el programa apoya a 90 escuelas primarias y secundarias de 11 alcaldías, donde se instalaron 120 estaciones de lavado de manos, se distribuyeron más de 100 mil barras de jabón y se capacitó a 160 docentes y directivos en la implementación de materiales pedagógicos relacionados, acciones que beneficiarán a cerca de 41,000 estudiantes y 3,500 docentes en su retorno a la escuela.

El regreso a las escuelas, con medidas de mitigación de contagio, debe ir acompañado de planes que faciliten la adaptación de la comunidad estudiantil al nuevo contexto y, para guiar este proceso, UNICEF, UNESCO y el Banco Mundial ofrecen el documento Misión: Recuperar la educación en 2021 que señala tres objetivos prioritarios:

- Todos los niños, niñas y adolescentes, incluso aquellos que dejaron la escuela durante la pandemia, vuelvan a la escuela y reciban los servicios adaptados necesarios para satisfacer sus necesidades en materia de aprendizaje, salud, y bienestar psicológico y social.

-Todos los niños, niñas y adolescentes recibirán apoyo para recuperar el aprendizaje perdido.

- Todo el personal docente está preparado y apoyado, para remediar la pérdida de aprendizaje entre su alumnado e incorporar las tecnologías digitales a su docencia.

Los meses de cierre han afectado negativamente la educación de 25.4 millones de estudiantes de educación básica y 5.2 millones de educación media superior en México, lo que compromete no sólo su derecho a la educación, como principio, sino su presente y su futuro. Muchos niños, niñas y adolescentes, especialmente aquellos en situación de vulnerabilidad, no han podido beneficiarse del importante esfuerzo realizado en cuanto a educación a distancia, por lo que un sólido reinicio de la educación presencial es crucial en estos momentos.

LAS ESCUELAS Y SUS VENTAJAS. El trato con el profesorado es más cercano. Los alumnos tienen acceso directo al profesor a la hora de consultarle dudas o establecer tutorías con él. La mayor ventaja de las clases presenciales esque los niños pueden decir directamente sus dudas al profesor y pueden entender mejor las clases. La posibilidad de socializar. Al juntarnos con más personas en un espacio físico se establecen contactos que pueden ser de ayuda de cara al mercado laboral. La disciplina como virtud. El tener que cumplir con unos horarios prefijados inculca disciplina para evitar toques de atención por parte del profesorado.

DESVENTAJAS. Los costos son más altos. El mantenimiento de las infraestructuras, instalaciones, servicios o suministros y los desplazamientos la encarecen. Los horarios son más rígidos. Aquellas personas que quieran compatibilizar sus estudios con un trabajo lo tienen más complicado. Los contenidos tardan en actualizarse. Los docentes tienden a apoyarse en materiales analógicos, cuya actualización es compleja, a la hora de impartir sus clases. El número de alumnos que puede llevar un solo profesor es menor. Tiempo de desplazamiento: el tiempo que se pierde en transporte es considerable, sobre todo si un profesor tiene muchos alumnos y cada uno está en un punto distinto de la ciudad.

Por otro lado, se nos ha hecho saber que a nivel preparatoria y en el sector universitario, las clases podrían seguir el modelo híbrido, esto quiere decir, alternando clases presenciales unos días y otros en línea. ¿Nos brindas por favor tu opinión? ¿Por cuál modalidad te inclinas?

Psic. Sara Leticia Campos Chavolla. Consultorio Torre Médica. Av. Méndez 1110 Segundo Piso. Tel 9933141178 y Ce 9931498830

Short Link:
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD