buscar noticiasbuscar noticias

Suicidio, representa 8.5% de las defunciones en Tabasco

Especialista recomienda romper mitos y estigmas para abordar el tema con menores de edad

En Tabasco, el 8.5 por ciento de las muertes son por lesiones autoinfligidas intencionalmente o suicidio.

Según el estudio "Estadísticas de Defunciones Registradas correspondientes a 2021", publicado el pasado 27 de julio por el INEGI, se observó que dicho acto continúa representando un importante problema para la salud pública.

Suicidio, representa 8.5% de las defunciones en Tabasco

En las gráficas presentadas, Tabasco registró, durante el año 2021, 112 defunciones por suicidio, lo que representa un 8.5 por ciento del total de muertes que se presentaron en el periodo estudiado.

Además, el INEGI precisó que el suicidio en Tabasco representa una tasa de 4.5 casos por cada 100 mil habitantes y se trata de una incidencia que se presenta mayormente en hombres, aunque no se precisan mayores detalles por entidad.

Sin embargo, según el estudio, a nivel nacional el suicidio es la tercera causa de muerte en las edades de 10 a 14 años de edad, así como en el grupo etario de 15 a 24 años de edad.

Mientras que en la edad de 25 a 34 años, es la sexta causa de muerte, y la novena en el grupo de 35 a 44 años de edad.

Llama la atención que al realizar el estudio por género, el suicidio es la tercera causa de muerte en mujeres de 10 a 14 años de edad; la quinta en edades de 15 a 24 años de edad y el octavo en el grupo de 25 a 34 años de edad.

En el caso de los hombres, el suicidio está presente como una de las 10 principales causas de muerte desde los 10 a los 54 años de edad, siendo la etapa más vulnerable de los 15 a 24 años, donde figura como la tercera causa de muerte.

Se deben romper mitos y estigmas para abordar el tema con menores de edad

En entrevista, el psicólogo Alfredo Soberanis Reyes explicó que el suicidio es un acto multifactorial, pues puede ser detonado por problemas biológicos-psicológicos, como por ejemplo, la depresión, ansiedad conjugada con violencia o problemas familiares.

El especialista explicó que, ante el riesgo suicida, es necesario hablar de otros dos aspectos: el primero son los pensamientos de muerte,  que es cuando una persona desea estar muerta, le pesa vivir y sobrevive, únicamente, aunque en esta etapa no necesariamente está dispuesta a quitarse la vida.

El segundo es la ideación suicida, que está relacionada con una idea espontánea de quitarse la vida, por ejemplo, si va cruzando un puente y se imagina cómo sería saltar, o aventarse a la carretera mientras pasa un tráiler.

La última de las 3 etapas es la del comportamiento suicida, que, dijo, es cuando la persona ya busca información respecto a cuáles son los métodos más fáciles para quitarse la vida, o cuáles duelen menos, en fin, ya está en medio de una planeación.

"A veces hay mitos acerca de la ideación suicida, que si a un chico o una chica le preguntas si tienen pensamientos suicidas, estamos metiendo ese pensamiento en ellos, y esto no es cierto, la persona que tiene la intención suicida, aunque no se hable del suicidio, él ya lo tiene en su mente...", indicó.

Soberanis Reyes destacó que también existen los suicidios derivados de los comportamientos impulsivos, es decir, no hubo planeación, ni intención, sino que se origina como un acto desesperado, ya sea porque terminó una relación amorosa, reprobó alguna materia y no sabe cómo decirle a su familia, no pasó el examen de admisión, los despidieron del trabajo, o intoxicaciones por sustancias, entre otros motivos.

"Los jóvenes actualmente están invadidos con muchos aspectos, y esto los hacen con factores de protección menores, a qué me refiero con esto, que puedan presentar síntomas depresivos, ansiosos, de muchos estímulos en la sociedad, y sobre todo, tienen dificultad para resolver problemas y para adaptarse a situaciones...", explicó. 

El psicólogo enfatizó que para evitar los suicidios en cualquier etapa de la vida, se debe hacer una observación detenida, pues en algunos casos la persona que va a cometer un acto de estos, avisa de diferentes maneras.

Uno de los comportamientos más comunes, dijo, es el aislamiento, el desapego y los cambios drásticos de actitud. 

"De entrada hay que prestar mucha atención, romper los mitos acerca del suicidio, en qué sentido, de que cuando una persona diga que ha pensado en suicidarse o que lo ha intentado, hay que tomarlo en cuenta, estar en una constante observación....", apunto.

Finalmente, el experto en temas de salud mental recomendó a los ciudadanos que si tienen algún familiar con problemas de depresión o algún otro relacionado, no duden en buscar ayuda para que se les brinde la atención médico-farmacológica, según sea el caso.

Short Link: