buscar noticiasbuscar noticias

Reciben a AMLO en Villahermosa entre saludos, reclamos y empujones

Reloj Tiempo de Lectura

Entre saludos, reclamos, protestas y empujones, se recibió ayer al presidente Andrés Manuel López Obrador en el Aeropuerto Internacional de Villahermosa. 

Desde temprana hora se dieron cita decenas de personas con carpetas en mano de peticiones al mandatario federal.

En el aeropuerto internacional de Villahermosa se encontraba el Consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, de quien se esperaba que saludara a Andrés Manuel López Obrador.

Justo en la puerta del andén de llegadas ya esperaba con pancartas un grupo de maestros que aseguraron haber presentado y aprobado el examen de oposición para obtener una plaza de primaria, pero que a la fecha no les han notificado nada. 

Al respecto, se pronunció Ana Guadalupe López Peralta, una de las docentes.

“Nosotros lo que queremos es que nos acomoden antes de abril o en abril, porque hasta ahorita hay mucha corrupción, están empleando a personas que no han presentado examen y a los que aprobaron, algunos no los han mandado a hablar”, dijo. 

Justo al lado de los maestros estaba una comisión de locatarios del Mercado “José María Pino Suárez” con una lona en la que pedían al presidente López Obrador “SOS”, para solucionar el tema del adeudo que tienen con la CFE.

El locatario del mercado, Dionisio Zurita Valencia, comentó la petición que harían. 

“Si da la oportunidad de acercarnos a él y explicarle, para que ahorita nos conecten la energía eléctrica y a ver qué proceso nos va ayudar él, necesitamos que nos ayude porque el gobierno estatal y municipal, es negativo todo”, expresó. 

Desde el primer paso que dio el presidente en el anden de llegada, se le abalanzó la gente para poder entregarle sus documentos o hacerle alguna petición.

Otro tanto quería sólo tomarse la foto, pero la ayundatía del mandatario federal impedía que se acercaran demasiado a él, al mismo tiempo que le abrían paso. 

López Obrador logró llegar hasta su vehículo en donde aprovechó para recibir otro tanto de carpetas con peticiones; no obstante, los locatarios del Pino Suárez le cerraron el paso.

Tras unos segundos, los comerciantes se acercaron a la ventana del vehículo mientras la ayudantía del presidente los convencía de dejar libre la circulación. 

Ni siquiera los medios pudieron obtener una declaración de López Obrador. Cuando finalmente el carro quedó despejado, algunos reporteros pudieron estar frente a frente al presidente con el carro en movimiento, a una velocidad moderada, pero las únicas palabras que se pudieron obtener fueron:

“Vayan a Frontera, allá nos vemos”.

Short Link:


Comentarios