buscar noticiasbuscar noticias

Deja refinería de Dos Bocas derrama económica pero también conflictos viales, denuncian vecinos

La construcción de la refinería de Dos Bocas ha traído consigo la reactivación económica en Paraíso pero también ha generado problemas en diversas comunidades, denunciaron vecinos con viviendas cercanas a la obra que lleva a cabo el gobierno federal.

Deja refinería de Dos Bocas derrama económica pero también conflictos viales, denuncian vecinos
PUBLICIDAD

Señalaron que tan solo el uso de maquinaria pesada para la construcción ha provocado conflictos viales, accidentes y hasta hundimientos de calles, aspectos que no han sido resueltos pese a que se encuentra el proyecto en la recta final de su realización.

Sebastián González González, habitante de Puerto Ceiba afirmó que tras los desperfectos ocasionados, los vecinos se han organizado para rellenar calles pero las vialidades se han vuelto a hundir al continuar transitando estas unidades.


"En mi casa tuve que poner unos ladrillos para que no me la tumben, pasan puros tráiler pesado, lo que pasa es que las compañías se riegan para donde quiera y pasan los tráiler y todo, aparte los de aquí.

"Hay compañías que cortan varillas y pasan los tráiler cargaditos", indicó.

En tanto, Isaías Oyosa Ortiz, integrante del comité comunitario de gestión de Puerto Ceiba señaló que en este lugar hay sobrepoblación, lo que ha generado que el rubro de vivienda esté saturado.

"Lo de la refinería es más positivo que negativo, lo negativo es por falta de programación de los gobiernos tanto municipal como estatal que están viendo el impacto y eso debieron previsto. Hay mucho embotellamiento, accidentes aquí mismo en la villa, falta planeación de lo que es señalamientos, que haya gente de tránsito permanente no que ya ni vienen", comentó.

La señora Graciela Pérez pidió que se atiendan cuestiones como la pavimentación de calles, pues algunas dijo, son cada vez más difícil de transitar.

"Han pavimentado algunas calles y hay algunas que están debajo y no tienen salida de agua, por eso el agua se estanca. Hay calles que no tienen el desnivel sobre su cause, sino que las dejaron empozadas.

"Que las reparen, que las compongan, que las terminen de pavimentar porque hay muchas calles que hasta el agua de drenaje sale", expresó.

Se estima que sea el 2 de julio próximo cuando la refinería sea inaugurada, por lo que los trabajos continúan a marchas forzadas.

imagen-recuadro

Short Link:
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD