buscar noticiasbuscar noticias

Iniciativa contra las terapias de conversión, no busca homosexualizar Tabasco: Colectivos tabasqueños

Vidal Emmanuel Méndez Cadena, subdirector de Estudios del Conapred refirió que son reconocidas como tortura

La iniciativa que se promueve en el Congreso del Estado para tipificar las terapias de conversión como un delito, no busca criminalizar a padres de familia, aclaró el Frente Tabasqueño de la Diversidad Sexual contra la Discriminación.

Durante la realización del primer foro denominado "¿Qué son las terapias de conversión?, ¡Hablemos con la verdad!", el presidente del colectivo Tudyssex, José Cruz Guzmán Matías, expuso que este tipo de espacios tienen la finalidad de explicar a los ciudadanos la necesidad de reformar el Código Penal del Estado para prohibir los "esfuerzos para corregir, suprimir o reprimir la orientación sexual, identidad y/o expresión de género".

Iniciativa contra las terapias de conversión, no busca homosexualizar Tabasco: Colectivos tabasqueños

"¿Qué son las terapias de conversión?, hablemos con la verdad, ¿porqué hay qué hablar con la verdad?, porque en este momento coyuntural en la historia del devenir de los Derechos Humanos de Tabasco, es necesario reconocer y proteger los derechos de las personas integrantes de la diversidad sexual...", indicó.

En su oportunidad, Dayana Arias, delegada de la Agenda LGBTQ+ en el estado, aclaró que la iniciativa que están promoviendo desde el Frente de la Diversidad Sexual, no busca, ni pretende de ninguna manera, homosexualizar Tabasco, sino proteger a aquellas personas que se reconocen con una identidad distinta al género con el que nacieron.

"Y el origen es que la población de la Diversidad Sexual estén protegidas con las mismas leyes que el resto de la población... existimos personas que vivimos con el riesgo de que nuestras familias, conocidos, ministros de culto, psicólogos, etc, puedan someter a una persona de la diversidad sexual a estos terribles actos de tortura...", refirió.

Durante el foro, un padre de familia que asistió como escucha, externó sus dudas e inquietudes que surgieron en razón de la iniciativa que es discutida actualmente en el Congreso del Estado.

Ante ello, Alejandra Paredes, coordinadora de Proyectos de la organización YAAJ, dedicada a la promoción y protección de los derechos humanos de la población LGBTI en México, explicó los términos.

"-¿En qué momento se convierte en terapia de conversión? ¿cuándo un padre de familia está haciendo terapia de conversión?- yo creo que independientemente de hablar de padres de familia, hablemos del fenómeno... los padres de familia no son los que hacen estas cosas, sino que son los charlatanes o pseudopsicólogos...", destacó.

La activista abundó que lo ideal es que el psicólogo o el especialista que vaya a atender al menor y al padre de familia que tengan dudas sobre la homosexualidad, debe explicarles que ser LGBT no está mal, ni mucho menos es una enfermedad, proporcionándoles información sobre el tema.

Por su parte, Vidal Emmanuel Méndez Cadena, subdirector de Estudios del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), refirió que las terapias de conversión son reconocidas como tortura.

"Haremos los esfuerzos suficientes para que las ECOSIG no se refuercen, para que en ningún espacio los crímenes de odio sigan existiendo, y para que ninguna narrativa de odio justifique ningún tipo de maltrato a ninguna población", destacó.

"... a nivel internacional, las ECOSIG se conocen como tortura..."

Finalmente, Daniela Saraí Hernández Romero, titular del Programa sobre Asuntos Relacionados con Sexualidad, Salud y VIH de la CNDH en Tabasco, expuso que si bien hasta el momento no han recibido ninguna queja por terapias de conversión, eso no quiere decir que no esté ocurriendo en el estado.

Short Link: