buscar noticiasbuscar noticias

Pese a ocupar 7mo lugar nacional en denuncias, violencia obstétrica no es delito en Tabasco

Se trata de acciones u omisión cometidas por parte del personal médico que cause un daño físico o psicológico durante el embarazo, parto y puerperio

A pesar de que Tabasco se ubica en el séptimo lugar nacional en denuncias presentadas por violencia obstétrica, la legislación local no contempla sanción alguna para este ilícito, que para algunos se ha normalizado de manera indebida.

Se trata de acciones u omisión cometidas por parte del personal médico que cause un daño físico o psicológico durante el embarazo, parto y puerperio.

Pese a ocupar 7mo lugar nacional en denuncias, violencia obstétrica no es delito en Tabasco

El obligar a las mujeres a esperar más tiempo del debido, obligarlas a someterse a una cesárea, negar la anestesia durante el parto o que el personal médico haga expresiones humillantes del tipo "bien que te gustó hacerlo, ahora no te quejes", son algunos de los ejemplos más comunes.

De acuerdo con el reporte sobre violencia e impunidad en salud reproductiva "Justicia olvidada", elaborado por las organizaciones Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) e Impunidad Cero, entre 2005 y 2020 se interpusieron 26 quejas por violencia obstétrica ante la comisión de arbitraje médico local en Tabasco.

Con ello, Tabasco se ubica en el séptimo lugar nacional en este tipo de violencia, después de Oaxaca, Ciudad de México, Guanajuato, Baja California, Sinaloa y Coahuila. 

Asimismo, se reportaron 21 quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), por violencia obstétrica, resultando en 15 recomendaciones emitidas por el órgano autónomo, colocando a Tabasco en quinto lugar con más recomendaciones, después de Guanajuato, Guerrero, San Luis Potosí y Veracruz.

Según el informe, la CEDH de Tabasco también emitió un total de 14 recomendaciones por quejas promovidas por casos de muertes maternas. 

A decir de la diputada, Katia Ornelas Gil, se trata de una tarea pendiente del Congreso local, pues pese a las quejas, denuncias y recomendaciones, en el Código Penal de Tabasco no se contempla el delito de violencia obstétrica, que indebidamente se ha normalizado y por lo tanto no se sanciona.

"Este es uno de los muchos temas pendientes que tenemos en torno a las muchas manifestaciones de violencia en contra de las mujeres que, además nos insta a debatirlo, a plantearlo y avanzar en estas situaciones que yo en un análisis muy a conciencia creo que ha sido parte de lo que se ha normalizado en una sociedad como la nuestra y no porque esté normalizado debemos dejar que ocurra o que siga ocurriendo, muchas veces tiene que ver con los derechos que no conocemos las mujeres y que en el desconocimiento de estos derechos de salud reproductiva, la libertad de cómo llevar a cabo tu embarazo, tu parto y posparto se van violentando", expresó.

Consideró que, se trata de un problema recurrente del que todos han oído hablar, pero que no se concibe como un delito y por lo tanto se tolera en detrimento de los derechos reproductivos de la mujer.

"Cuando uno va al médico que te trata, sobre todo aquellas madres primerizas, desconoces cuál es el procedimiento adecuado, a lo mejor tú tienes la intención de tener un parto natural y porque se convierte en una práctica mucho más rápida, eficaz y económicamente viable para el doctor tratante, prácticamente te obliga a tener una cesárea y habla de la salud del bebé o tu salud, desde luego que eso va en detrimento de un derecho que tienes, todos hemos escuchado alguna historia, es una violencia que se ha permitido siempre, pero que no se ha visibilizado como tal, entonces se sostiene y se tolera y eso es justamente lo que haría la tipificación y su inclusión en el Código Penal local", expresó.

Finalmente, señaló que, está trabajando en una propuesta para penalizar este tipo de violencia contra las mujeres con hasta seis años de prisión y 300 días de multa.

"Es un tema que tenemos ahí que presentar, primero para que se tipifique y eso permita la visibilización del problema y también instamos a las instituciones encargadas de proveer el servicio de salud para que tengan la infraestructura adecuada y las capacitaciones adecuadas, no porque sean costumbres tengamos que sostenerlas cuando van en detrimento de los derechos de las mujeres, su condición de maternidad y desde luego que también indirecta o directamente vinculados a los bebés, así que la tipificación tiene que ser el primer paso en el caso de los congresos y también justamente hacerlo visible; creo que esos deben ser los caminos inmediatos para que a largo plazo se pueda ir erradicando esa modalidad de violencia", concluyó.

Short Link: