"> "> ">
20/Mar/2019 : Villahermosa, Tabasco : 21°C   Llovizna ligera

Los gatos de Roma

14/Mar/2019 | Por: Roberto Valencia

 
El “Largo di torre a Argentina” es una plaza en Roma en la que se encuentran los restos de cuatro templos romanos y el famoso teatro de Pompeyo. Es muy famosa la plaza porque usted encuentra ahí un inusitado santuario de felinos.

Se encuentra en la zona conocida como antiguo Campo de Marte. Fácilmente accesible a pie o en transporte público, de hecho los que caminan rumbo a la plaza de San Pedro, de algún modo se topan con ella.

Para los historiadores y quienes visitan la ciudad eterna, se encontrarán los restos del lugar donde fue asesinado el general Julio César el año 44 a.c.

Se yergen majestuosos los restos de las columnas que han visto pasar dos milenios y permanecen mudos con sus colores ocres tan caracterísitcos de la ciudad eterna.

Los turistas de pronto topan con esta plaza donde existe una cantidad extraordinaria de gatos. Los italianos han aprendido a convivir con ellos, de manera tal, que los gatitos viven bajo el cuidado de la población romana quienes dejan en las puertas y callejones de roma, platitos con agua, leche y comida para gatos durante la noche.

Los gatos han aprendido a convivir con los turistas que desenfadados se toman las selfies.

Convertido en santuario, existe una población controlada a los que les proporcionan todo tipo de cuidados, desde 1929 cuando fueron abandonados algunos gatos callejeros y se refugiaron entre las ruinas. Durante esos años fueron alimentados por señoras a los que los romanos apodaban las “gattare” (señoras de los gatos).

En la “piazza di largo argentina” encontrará usted un santuario de gatos en forma. Últimamente se le sumaron diversos voluntarios quienes además de darles alimentación, les esterilizan, brindan cuidados de salud y les protegen. En el año 2012 habían esterilizado alrededor de 3000 gatos.

Pero no todo es color de rosa hay quienes se quejan de que el santuario es ilegal, que le resta dignidad a las ruinas y a lo que representan históricamente esa plaza. Sin la ayuda del Ayuntamiento de Roma, el santuario se sostiene de los voluntarios y las donaciones de los turistas que se acercan para tomarse fotografías con los gatos. Incluso existe un calendario anual dedicado a los gatos de Roma con la intención de hacer visible esta realidad y concientizar al turista y a los ciudadanos, de la importancia de cuidarlos.

Tuve la fortuna de vivir muy cerca de allí durante dos años. No dejaba de sorprenderme ver en las puertas de las casas de Roma los platitos con agua y leche y algunas croquetas para los gatos todos los días.

Por todos los kioskos de Roma, usted puede llevar de recuerdo el calendario de “i gatti di roma”. El afamado fotógrafo Giancarlo Gasponi, se han dado a la tarea de hacer verdaderas obras de arte con sus inusuales “modelos”. El calendario de los “gatos de roma 2020” se vende incluso por internet con esta sugerente invitación:

“Déjate guiar a la visita de la ciudad eterna de sus más graciosos habitantes: los gatos. Ellos nos dan a conocer una vieja tradición que es el carácter típico de los romanos: un po´ sornioni, un po’ pigri, e amanti della siesta”.

(Un poco indiferentes, un poco perezosos y amantes de la siesta).

Creo que es un buen ejemplo de cómo los ciudadanos entendemos que la ciudad no solamente la habitamos seres humanos sino también por sus mascotas. Podríamos aprender de ellos que no es bueno abandonarlos, tampoco exterminarlos, sino convivir, valorar la vida de todos los que habitamos las ciudades, y tener lugares específicos para ellos.

En una ciudad tropical como Villahermosa, tenemos aún la fortuna de contemplar aves como los cotorros que aún se dejan ver en nuestras plazas, monos, iguanas, coaties, tlacuaches, gatos y perros. ¿Estamos acabando con todos los seres vivos?

En Tabasco encontramos en el Parque Museo de La Venta una colonia de coatíes que es visitada por los turistas, quienes juegan con ellos y los alimentan. Aunque existe una población de gatos abandonados en este parque, son más bien maltratados, mutilados y en muchos casos atacados cruelmente hasta matarlos.

No todo es malo, ¿Sabías que en Tabasco existe un Santuario Felino? Allí albergan a gatos discapacitados, con conductas especiales y agresividad, enfermos terminales o cualquier condición que lo haga NO SER APTO PARA SER DADO EN ADOPCIÓN. Aparecen en Facebook como “santuario felino”. Además cuidan de cuatro tlacuaches, cuatro perros y hasta un kakuy o ave fantasma.

Son de aplaudirse todas las iniciativas para cuidar las formas de vida de nuestras ciudades. No se trata de ellos o nosotros, sino de todos los seres vivos.

Radio en vivo

Telereportaje
7:00 am a 10:00 am