20/Sep/2019 : Villahermosa, Tabasco : 28°C   Nublado

Crisis económica o crisis del modelo económico

20/Ago/2019 | Por: Faustino Torres | ftorres_1@hotmail.com


Las alarmas están sonando ya en las grandes potencias. Recién el Bundesbank en Alemania, ha anunciado la posibilidad de que la economía teutona y la más grande de Europa, tendrá un tercer trimestre económico con tasas negativas de crecimiento. El riesgo de una recesión en la economía alemana no solo pasa por la importancia que le reviste como la principal fuerza productiva europea, sino por la posibilidad de un contagio virulento para el resto de las economías de la Unión Europea, principalmente. Dos ingredientes adicionales que se suman al inminente riesgo de una recesión global son la guerra comercial entre China y Estados Unidos (las 2 economías más grandes del mundo), y el proceso del Brexit, ambos fenómenos deteriorando la dinámica del comercio internacional.

Cabe destacar estimado lector, que si bien la crisis económica o la recesión, está definida por una caída en la producción (PIB real), el cálculo pragmático para afirmar que una crisis es tal, se da cuando durante dos trimestres consecutivos, la producción de un país tiene una tasa de crecimiento negativa (es decir la producción cae); justo esa es la ruta a la que se enfila Alemania de forma inminente, según los expertos y así lo ha reconocido el Bundesbank.

Que sea Alemania precisamente, deber generar particular nerviosismo, pues los datos de la caída de la producción son reales y además, estamos hablando de la principal economía en el marco de la Unión Económica Europea. Las instituciones económicas alemanas se preparan ya, y han hecho pública la posibilidad de inyectar 50 mil millones de euros a la economía para estimular el crecimiento.

Sin embargo, algunos expertos avecinan una tormenta perfecta en términos económicos: hay incertidumbre, datos reales respecto de caídas de la producción, baja de la demanda agregada, altos niveles de endeudamiento por los gobiernos, economías emergentes igualmente estancadas, tensiones políticas entres potencias económicas ¿algo más podría salir mal?

China, que hace poco más de una década presumía tasas de crecimiento de dos dígitos, y que en el marco de la crisis económica desatada a partir de 2008, todavía mantuvo un envión creciente en su economía, está resintiendo también este escenario global; ahora mismo China está tomando decisiones de política monetaria para incentivar la circulación de dinero y dinamizar la economía. A la par Estados Unidos, que había intentado mostrar solidez económica mediante su política monetaria incrementando la tasa de interés, ahora mismo está reconsiderando un cambio de rumbo en su estrategia de política económica.

Las condiciones financieras hoy, tienen un comportamiento similar a 2007, justo cuando se estaba en la antesala de crisis económica global que estalló en 2008. En ese sentido, la preocupación no es para menos, pues en los últimos 10 años, la política económica ha mostrado una incapacidad para estimular la economía global. La integración económica hoy, tiene tal profundidad, que los disparos de política económica tienen un efecto tan disperso como ineficaz para influir en el ciclo económico.

Mucho tiempo se ha perdido en los últimos años, en los diversos foros económicos y organismos internacionales, al no plantear de fondo y con seriedad, la imperante necesidad de cuestionar la globalización, la integración económica y los efectos adversos generados en las últimas décadas.  

Radio en vivo

Con aroma de mujer
10:00 am a 11:30 am