buscar noticiasbuscar noticias

Mexicana viaja a Perú a conocer a su novio, pero desaparece

Blanca Arellano llegó al país y se mantuvo en comunicación con su familia hasta el 7 de noviembre; sospechan del hombre que conoció a través de internet

La mexicana Blanca Arellano Gutiérrez desapareció luego de viajar a Perú a conocer a su presunto novio, un sujeto identificado como José Faustino Sánchez Carrión, de la región de Huacho, al que conoció a través de internet.

La mujer de 51 años llegó a ese país desde el pasado mes de julio, y se mantuvo en comunicación con su familia, a quien le narraba cómo era la convivencia con el hombre, así como otros detalles de su vida.

Mexicana viaja a Perú a conocer a su novio, pero desaparece

Sin embargo, semanas después fue perdiendo poco a poco la comunicación con sus familiares, hasta que el pasado 7 de noviembre dejaron de saber de Blanca por completo.

Ante esta situación, la sobrina de la mujer decidió escribirle al sujeto, quien es estudiante de medicina, a través de Facebook, para preguntarle por el paradero de su tía.

Aunque tardó solo unos minutos en responder, dijo que la mujer se había ido por "mutuo acuerdo", debido a que él no podía darle la vida que ella quería y se aburrió.

"Se fue para Lima a buscar boleto para México, ahí terminó mi función. Espero que le vaya bien. Yo ya no sé nada más del tema, te lo digo con tristeza y bueno, (...) espero que llegue bien allá. Seguro su chip dejó de funcionar o la batería", le dijo.

Debido a que pasaron las horas y Blanca no se comunicaba, sus familiares continuaron su búsqueda a través de las redes sociales, donde dieron a conocer los datos que tenían sobre la mujer y su pareja, a quien señalaron como sospechoso.

La insistencia de la familia mexicana no gustó a José Faustino Sánchez Carrión, quien cambió la versión de los hechos y aseguró, a través de Facebook, que ella "se encontraba como indigente, sin lugar donde vivir" y él la ayudó con dinero. También la señaló de tener un "mal estado de salud mental", y aseguró que no hizo "nada malo".

Días después, el 11 de noviembre, la familia de Blanca se puso en contacto con la Embajada de México en Perú, para reportar como desaparecida a la mujer.

La Embajada emitió un comunicado en el que precisó que ha estado en comunicación permanente con la Policía Nacional del Perú y con la Fiscalía para dar seguimiento y coadyuvar con las diligencias de la búsqueda de la mexicana.  

Al mismo tiempo, dijo que ha mantenido permanente comunicación con los familiares para dar cuenta de la información que ha sido compartida por las autoridades peruanas, y viceversa.

Casi de manera simultánea a las labores de la Embajada, el 10 y 11 de noviembre, un grupo de pescadores encontró los restos de una mujer descuartizada a la orilla de la playa de Huacho.

La prensa local detalló que el cuerpo estaba abierto y sin órganos, pero uno de los dedos aún conservaba un anillo.

Según los familiares de Blanca Arellano, ella usaba un anillo todo el tiempo, por lo que podría tratarse de sus restos.

Al momento, se esperan los resultados del ADN practicado al cadáver para confirmar o descartar si se trata de la mexicana.

imagen-recuadro



Short Link: