buscar noticiasbuscar noticias

Niño de 12 años se suicida tras ser víctima de bullying en EE. UU.

Drayke Hardman, de 12 años de edad, se quitó la vida luego de ser víctima de violencia escolar por parte de un compañero en Utah, Estados Unidos; la historia fue contada por sus propios padres y se ha vuelto viral en redes sociales.

Niño de 12 años se suicida tras ser víctima de bullying en EE. UU.
PUBLICIDAD

Drayke Hardman, de 12 años de edad, se quitó la vida luego de ser víctima de violencia escolar por parte de un compañero en Utah, Estados Unidos; la historia fue contada por sus propios padres y se ha vuelto viral en redes sociales.

El menor faltó a su práctica de baloncesto el miércoles 9 de febrero por la noche, luego de lo cual, intentó suicidarse. El cuerpo fue encontrado por sus hermanas y fue llevado al hospital en estado crítico, falleciendo al día siguiente.

Ante ello, la familia Hardman decidió compartir la historia del menor para advertir a otros padres de las situaciones de bullying que podrían padecer sus hijos; además de que promovieron en redes el hashtag #doitfordrayke (hazlo por Drayke), para fomentar en las personas el ser generosas y amables todo el tiempo.

"Esto es el resultado del bullying. Mi guapo hijo estaba peleando una batalla de la que ni yo pude salvarlo. Es real, es silencioso y no hay absolutamente nada que puedas hacer como padre para quitar este profundo dolor. No hay señales, solo palabras hirientes de otros que finalmente se robaron a nuestro Drayke de este lugar cruel", escribió en una carta Samie Hardman, madre de la víctima.

Y agregó, "Mi corazón está destrozado, no sé cómo arreglarlo, o si alguna vez lo haré, pero pasaré cada minuto enseñando bondad en la memoria de mi persona favorita. Su propósito aquí era enseñar bondad, mostrar amor y lo hizo absolutamente, tomó a cualquiera como amigo para que tuvieran uno".

Asimismo, ella y su esposo Andy consideraron que los padres del menor que ejercía violencia en contra de Drayke, también debieron preocuparse por las acciones de su hijo, y que tal vez, eso pudo haber cambiado la situación.  

"Para él, tener que atacar a mi hijo para ganar confianza significa que le faltaba algo. Entonces, en cierto sentido, este acosador también fue una víctima, y ahí es donde debemos encontrar la solución: enseñar a nuestros hijos que el mundo está roto, pero que ellos son la generación que lo va a arreglar", expresaron. 

Cabe señalar que Traelle Gailey, directora del centro educativo al que acudía Drayke, emitió un comunicado en el que lamentó los hechos, expresó sus condolencias a la familia y dijo que aplican sus políticas con respecto a los casos de violencia escolar, donde además han realizado jornadas de reflexión ante este caso.

imagen-recuadro

Short Link:
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD